El Gobierno no logró los fondos que buscaba

La oferta por las dos letras del Tesoro en pesos ajustables por tasa Badlar privada (Lebad) fue escasa, lo que hizo encarecer el crédito al sector público
Debido al reperfilamiento de los AF20 (aunque no totalmente), derivó en un recorte y encarecimiento del crédito público en pesos al que puede acceder el Gobierno.

Esto acaba de quedar en evidencia al comunicar el Gobierno que, en su intento por captar hasta $10.000 millones con la reapertura de dos letras del Tesoro en pesos ajustables por tasa Badlar privada (Lebad), sólo consiguió que le presten $6400 millones.

De Logró refinanciar sólo el 77% del capital de un bono similar al que vence en estos días y no se hizo de los pesos para cumplir con el pago de intereses del AF20 por unos $6300 que se comprometió a honrar sin tener que recurrir a la caja.

“La merma en la oferta tiene que ver con todo el ruido que se generó con el bono dual. Y esa menor oferta, a su vez, repercute en el costo”, explicó Fernando Baer, de la consultora Quantum Finanzas. El analista sugirió que la captación del Estado nacional puede haber sido marginalmente afectada por la competencia que le planteó la Ciudad de Buenos Aires, que hoy tenía una emisión similar.

Para el consultor Fernando Marrul, de FMyA, no hay duda que fue “la respuesta del mercado al ruido que generó la novela del bono dual”, y añadió: “Lograron apenas $6400 y tomaron todo lo que le ofrecieron y no se sabe qué porción corresponde a suscripción de organismos”.

Marrul advierte que esta es una señal “a considerar”, teniendo en cuenta que se vienen vencimientos de deuda en pesos “muy grandes” en el corto plazo, porque “este resultado es malo”.

El Ministerio de Economía informó que hoy recibió 98 órdenes de compra por un total de $6400 millones, de los cuales un $2808 millones correspondieron a las Lebad cortas (a vencer el 3 de abril) y $ 3592 millones a la Lebad “larga”, que caduca el 28 de agosto de 2020. La primera fue colocada a un precio de corte fue de $1045,10 por cada lámina de $1000, porque es un título que ya circula, lo cual representa una tasa de 37,83% anual, mientras que la segunda se vendió a $983 por cada lámina de $1000, lo que supone la tasa del 43,16% nominal anual antes citada.

La información oficial detalla que del instrumento a vencer a comienzos de enero ahora queda un total en circulación, incluyendo el monto adjudicado hoy, de $19.295 millones. La que vence el 28 de agosto, en tanto, ya suma $12.306 millones.

Fuente: El Economista