Puerto de Olivos: polo gourmet entre foodtrucks y brunches con estilo

Escapada perfecta, a pocos minutos de la ciudad, el puerto de Olivos atrajo a dos de los chefs más respetados, Mauro Colagreco y Pablo Massey, que apostaron por la locación para desarrollar sus proyectos en el moderno complejo La Palmera. Les siguieron otros, con iniciativas diversas y la misma valoración del enorme potencial del lugar, ese compendio de río, verde y un mercado virgen de posibilidades.

La Nelly

Sobrevive a las modas y a las tendencias, con una fórmula básica: cortes de carne tradicionales, sin estridencias ni rebusques modernos, en una ubicación privilegiada, frente al río y en un entorno de calma. La paciencia es imprescindible durante los fines de semana. Primero, para esperar mesa, sobre todo si se quiere afuera; después, para lograr captar la atención de los mozos, que no paran de moverse entre las mesas.

Carne

Detrás del fenómeno hay un nombre y apellido: Mauro Colagreco. El chef consagrado, el creador de Mirazur en la costa francesa -N° 4 del mundo, según el ranking The World’s 50 Best Restaurants, con dos estrellas Michelin-, volvió a la Argentina con el deseo de hacer algo simple, de escaparle a la alta cocina y servir sólo un plato: hamburguesa. No una cualquiera, sino la mejor.

Cada ingrediente es cuidadosamente seleccionado y proviene de pequeños emprendimientos, la mayoría de La Plata, una devolución de gentilezas de Colagreco a sus pagos. La panceta, de Tandil, y los quesos del neuquino Mauricio Couly son algunas excepciones con razón.

Gastronómada

Un clima de festival se vive frente al río cada fin de semana. Con banderines, guirnaldas de luces, mesas al aire libre y una docena de coloridos trailers-cocina estacionados, la feria Gastronómada es un plan multitarget para disfrutar de este nuevo predio en el puerto.

Los sábados y domingos, salvo que amenace lluvioso o muy inestable, muchos pasan a picotear y beber, con actividades para chicos y bandas en vivo. La oferta de cocina es variada y va rotando cada fin de semana: shawarma, tacos y quesadillas, paletas de helado, crêpes y raclette. Las hamburguesas, contra lo que uno imaginaría, casi no se encuentran.

 

Fuente: La Nación