YPF quedaría en manos de un kirchnerista puro

YPF quedaría en manos de un kirchnerista puro

El kirchnerismo duro está a punto de concretar otro avance en el esquema de poder del gobierno y en el sector energético. Guillermo Nielsen, presidente de la compañía desde el inicio del gobierno de Alberto Fernández, dejaría su cargo en las próximas horas y sería reemplazado por Pablo González, ex vicegobernador de Santa Cruz de Alicia Kirchner y actual diputado nacional.

El cargo que ocuparía Nielsen en el gobierno de Fernández fue muy discutido durante los meses previos a la asunción del actual presidente de la Nación el 10 de diciembre de 2019, considerado como uno de sus principales hombres de confianza. Incluso sonaba como posible ministro de Economía. El ex secretario de Finanzas fue, sin embargo, fuertemente resistido por Cristina Kirchner y La Cámpora, que tiene importante peso en las segunda líneas de la petrolera nacional. En medios oficialistas, Nielsen era señalado como uno de los apuntados por la vicepresidenta, cuando habló de “funcionarios que no funcionan”.

Su reemplazante sería Pablo González quien entre 2015 y 2019 ejerció como vicegobernador de Santa Cruz, cuna del kirchnerismo, bajo la administración de Alicia Kirchner, y fue electo diputado nacional en las últimas elecciones.

El sector energético fue en los últimos meses uno de los principales escenarios de la interna oficialista. En agosto pasado, el hasta entonces diputado neuquino Darío Martínez -también cercano al cristinismo- se convirtió en el nuevo secretario de Energía, en reemplazo de Sergio Lanzani, a quien el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, le pidió la renuncia.

En Energía se venían produciendo desde los inicios de la gestión de Fernández las primeras renuncias y cortocircuitos internos entre las segundas y terceras líneas. Ahora se agregaría el cambio en YPF.