Camp, CEO de Credit Suisse: “Queremos lanzar las bancas de inversión”

El Credit Suisse es un banco mayorista en Argentina, es decir, no hace colocaciones ni en pesos, ni en dólares. Tampoco tiene contacto con individuos. Su cartera de clientes son las principales 120 empresas del país, a las que les brindan el servicio de transacciones offshore, fusiones y adquisiciones, y emisiones de bonos y acciones. Andrea Camp, CEO local de esta entidad financiera de importancia mundial, dialogó con BANK MAGAZINE sobre el país y sus planes de crecimiento.

Por Mariano Jaimovich

-¿Cómo están percibiendo la situación nacional?

-Estamos en una época de total incertidumbre y las elecciones de octubre serán un hecho binario. La incertidumbre mayor es para los bancos e inversores porque no saben que pasará para las presidenciales con las dos variables que son fundamentales: la tasa de intereses y el riesgo país alto. Este es un escenario que vemos que continuará hasta octubre.

-¿Qué les dicen los inversores del exterior sobre la situación local compleja?
-Los inversores de afuera son los que brindan la liquidez local, por lo que quieren que haya certidumbre y saber que van a hacer todos los candidatos a Presidente. Lo peor para el mercado es la incertidumbre. Nosotros tratamos de darles certezas a ellos, pero hay muchas incógnitas sobre lo que puede llegar a hacer otro gobierno, en caso que pierda el oficialismo, sobre qué va a hacer con, por ejemplo, el Fondo Monetario.

-¿Hay inquietud de parte de estos jugadores?
-Las empresas de afuera están esperando las definiciones, no hay un éxodo por pánico como hubo en otros momentos del país. Es decir, Argentina es un mercado muy grande, y muchas empresas no han abandonado el país porque tienen optimismo que se pueda revertir la situación y llaman a ayudar a la Argentina y a entender que estamos en el camino correcto. El apoyo internacional es absolutamente impresionante para este Gobierno, se ve en el FMI, en el apoyo de Brasil, países europeos y Estados Unidos. A nivel Geopolítico, es importante este apoyo incondicional. Para nosotros, es el tercer mercado más grande de Latinoamérica, estamos en Argentina desde 1970, por lo que es una plaza que conocemos bien y al que hay que seguir apostando.

-Pero al no haber un gran volumen de inversiones extranjeras, ¿cómo captan capitales?
-Si bien no hay nuevas posiciones, están manteniendo las que poseen. Por eso, para tener ventaja competitiva, al ser escasos los fondos del exterior, estamos viendo a los inversores de afuera no tradicionales, a los que buscan más riesgos y mayor rentabilidad, para conseguir fondos para las empresas locales para que puedan seguir invirtiendo y refinanciarse.  Así, estamos tratando de ser creativos para buscar fondos para las compañías nacionales. Por ejemplo, conseguimos fondos del exterior para la empresa de petróleo y gas Vista (de Miguel Galuccio) o para los Wherteim, a través de un instrumento en el extranjero que paga 3% o 4% de tasa en dólares, es un especie de fideicomiso, que les permite a esos capitales esperar una oportunidad de negocio, algo que brinda un voto de confianza,  y cuando se encuentra una inversión en Argentina y se les muestra el retorno que brinda, se les reembolsa la plata a la empresa que realiza el proyecto. A cambio, además los inversores originales son accionistas de la empresa local que realiza la iniciativa.

-¿Cuáles son los proyectos locales más buscados por los fondos extranjeros?
-Depende el sector, pero el que tiene más inversiones tiene que ver con gas y petróleo en Vaca Muerta y también en hidrocarburos convencionales. Los incentivos del Gobierno para desarrollar ese rubro son positivos y siguen adelante. También, se fomenta la energía eólica y de la electricidad, que siguen con sus proyectos.
Lo que sí ha parado un poco son los otros sectores, los vinculados al consumo, que frenaron los proyectos, como el caso del retail.
En tanto, en industria los que exportan y están vinculados con el agro están bien, es el caso de los vinos, semillas, maní y agrobusiness en general.
Por el lado de la minería, a la mayoría le falta que haya una reglamentación provincial, hecho que frena un poco todo el sector, salvo en el litio, donde está más claro el panorama y hay proyectos.

-En este contexto, ¿cuáles son los objetivos del banco?
-Queremos reactivar la banca de inversión, ya que tenemos licencia del MAE, y deseamos empezar a operar y hacer trading. Esto lo teníamos pero fue cerrado hace seis años. Ahora estamos pensando en reabrir esta oficina para realizar inversiones locales, como la compra de Letes y otras alternativas. Así, estamos analizando hacer trading en el mercado nacional, pero hasta octubre no vamos a empezar nada. Es algo que está en análisis, que se pondría en funcionamiento luego de las elecciones. Depende de lo que vayan diciendo y haciendo los candidatos.

-Son expertos en fusiones y adquisiciones, ¿cómo viene este segmento?
-Hay mucha más actividad en este aspecto en los países que crecen que en los que no lo hacen. Por eso, es una actividad que está muy parada en la actualidad. Hay algunas operaciones puntuales de firmas que necesitan inyección de capital y buscan accionistas para poder seguir adelante y crecer. Además, se ven muchos empresarios argentinos que no han perdido la fe en el país y están comprando empresas que ven baratas.

-¿Cómo ven al Gobierno?
-El Gobierno ha cumplido con las metas fiscales y los números de depósitos vienen bien. Si es reelegido Macri creo que va a retomar la confianza, no tengo dudas. Agarraron un país quebrado y se mejoraron muchos aspectos, hubo un sacrificio para que se vean resultados, como por ejemplo la inversión energética. Creo que el país mejorará.

-¿Y a los otros candidatos?
-Si se comprometen a cumplir los diez puntos básicos de gobernabilidad, somos optimistas.

-¿Ve que el país tenga posibilidades de crecimiento en medio del acuerdo con el FMI?
-Cuando viajamos y nos juntamos con los CEOs de otros países, al ver educación y recursos naturales (petróleo, alimentos, tierra) que tiene Argentina, objetivamente, comparado con toda la región, no podemos entender que esta nación tenga esta situación. Con lo mínimo indispensable no tenemos dudas que a Argentina le va a ir bien.-