Alberto Fernández inició su gira regional con cena con Evo Morales

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, llegó anoche a Santa Cruz de la Sierra y se reunió con el jefe de Estado boliviano, Evo Morales. “La próxima vez que vengas vas a venir como presidente”, fue la frase de Morales que quedó retumbando en los oídos de la comitiva kirchnerista.

Fernández y Morales compartieron un encuentro de media hora a solas en el Hotel Camino Real, donde se hospedó el candidato del Frente de Todos, para luego compartir una cena en Casa Blanca, junto al canciller del Estado Plurinacional de Bolivia, Diego Pary Rodríguez.

Del segundo encuentro participó también el grupo que acompañó a Fernández: su jefe de campaña, Santiago Cafiero; Miguel Cuberos, otro de los hombres de su entorno; su vocero, Juan Pablo Biondi; los intendentes de San Martín y de Hurlingham, Gabriel Katopodis y Juan Zabaleta, respectivamente, y Felipe Solá, el hombre que suena como posible canciller y que ya acompañó al candidato en su viaje anterior a España y Portugal.

El encuentro con Morales marcó el inicio de un viaje relámpago que también lo llevará hasta Perú para reunirse con el jefe de Estado local, Martín Vizcarra.

Este viaje tiene relación con el que el candidato hizo hace dos semanas a Europa. “La idea central era compensar con una visita regional lo que habíamos hecho antes, para que no se instalara la idea de que no tenemos una mirada sobre la región”, admitió uno de los colaboradores más cercanos de Fernández.

En el equipo del candidato hubo satisfacción por los efectos de la gira europea, ya que le permitió instalarse como un presidenciable que está trabajando en ideas de gestión y que tiene conexión con líderes mundiales. “Correrlo a Alberto de las pujas electorales locales e instalarlo como futuro hombre de Estado ayuda a instalar una imagen de reconocimiento”, explicó la fuente del PJ.

Fernández tiene previsto encontrarse con Vizcarra hoy a las 17.30 en el Palacio de Gobierno de Perú. Por la noche compartirá una cena con el presidente del Congreso y legisladores locales.

En algún momento se había especulado con la posibilidad de que Fernández viajara a México para reunirse con el presidente local, Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, en el entorno del candidato desmintieron que esa posibilidad hubiera sido un proyecto firme. En realidad, atribuyeron la versión a una invitación de la Universidad Camilo José Cela, que lo llevó a dar una charla en Madrid y que también tiene una sede en México.

La comitiva del candidato peronista tiene un invitado especial, que también estuvo en Madrid y que es un hombre muy cercano tanto a Fernández como a Sergio Massa: el excandidato presidencial chileno Mario Enríquez-Ominami, quien coopera en la organización de la agenda internacional.

Detrás de los viajes de Fernández yace la voluntad de conformar un nuevo eje de política exterior, más afín al perfil del candidato peronista. A nivel regional, la idea es constituir un eje con Morales, Vizcarra, López Obrador y el Frente Amplio uruguayo, mientras que a nivel global la referencia es el PSOE español, que hoy conduce el presidente Pedro Sánchez, y el socialismo portugués, a cargo del primer ministro Antonio Costa.

LA NACIÓN