Tras 9 días de agitación, el BCRA contuvo el dólar

Tras -probablemente- la semana financiera más difícil de la era Macri, el dólar detuvo su marcha alsista y cerró ayer en baja cortando nueve subas consecutivas.

A priori la reacción del Banco Central, que sacrificó US$ 250 millones en reservas, logró su finalidad, el dólar para la venta minorista finalizó en $ 37,99, lo que representa una baja de 4,46% o $ 1,77 respecto a la jornada previa cuando había concluido con récord de $ 39,77, aunque estos valores significaron un uso discrecional de las reservas por más de US$ 1133 millones

“Si bien el dólar se tomó un respiro este viernes y se observó una menor volatilidad, aún permanece el clima de suspenso entre los inversores, a la espera de las novedades del próximo lunes”, advirtió en un informe Portfolio Personal.

Jueves y viernes fueron dos jornadas con matices,  en medio de la corrida y la incertidumbre del jueves, el vocero del FMI, Gerry Rice, reiteró en un comunicado que “Argentina cuenta con el pleno respaldo del Fondo y confiamos en que el fuerte compromiso y la decisión de las autoridades argentinas ayudará al país a superar las dificultades actuales”. Rice agregó que la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, el personal del Fondo y el ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, y su equipo se reunirían el martes para conversar.”

En este sentido, el mercado permaneció expectante y se espera que el Gobierno podría anunciar un adelanto del compromiso de equilibrio fiscal al 2019, junto a una posible suspensión del cronograma de rebaja mensual de todas las retenciones del complejo sojero. Este escenario fue el que hizo del viernes una jornada un poco menos candente que la del jueves y que al cierre, el dólar acumulara un alza semanal de 20,7%, en el mes trepó 35,57% o $ 9,97, y en el año escaló 100,8%.