El impuesto a la renta financiera se podrá pagar hasta fines de junio

La AFIP publicó este viernes en el Boletín Oficial la Resolución General 4468, con la reglamentación que faltaba del nuevo impuesto que grava los rendimientos financieros y las operaciones inmobiliarias durante 2018.

La presentación habrá que hacerla hasta los días 19, 21 y 24 de junio y el pago efectuarlo hasta el día siguiente, dependiendo de la terminación del número de CUIT de cada persona. Los que terminen en 0,1,2 y 3 serán hasta el 19 de junio; del 4 al 6, el día 21 y del 7 al 9 el 24.

El saldo a pagar deberá ingresarse a través de un volante electrónico de pago y también podrá compensarse con saldos a favor de libre disponibilidad que cuente el contribuyente.

Los bancos ya estuvieron enviando la información a la AFIP sobre las rentas obtenidas por plazos fijos, acciones, bonos y letras que pueden ser consultadas en la sección denominada “Nuestra Parte” que funciona en la página Web de la AFIP.

Habrá dos formularios: el 2022 para informar los rendimientos obtenidos a través de los instrumentos financieros y el 2023 para las rentas obtenidas por la venta, cesión, donación o transferencia de derechos sobre inmuebles durante el año pasado.

En este último caso, el contribuyente que haya comprado y vendido el año pasado su propiedad debe pagar una alícuota del 15% sobre la ganancia obtenida entre ambas propiedades, en lugar del impuesto a la transferencia del inmueble (ITI), que representaba un 1,5% sobre el valor total del inmueble.

La confección de la declaración jurada deberá realizarse utilizando el servicio informático denominado “Ganancias Personas Humanas – Portal Integrado” disponible en la página de la AFIP e ingresando a la opción que corresponda según el tipo de renta a declarar.

Los que no tengan que pagar impuesto no tendrán que realizar ninguna presentación. Las únicas inversiones que continúan exentas de impuestos son las transferencias de acciones que cotizan en Bolsa, los intereses de caja de ahorro obtenidos por las personas humanas y el resultado por la tenencia de moneda extranjera. ■