Zuzek, SBS Fondos: “los bancos posiblemente sean el canal por el que se incentive el consumo”

En medio de un escenario de incertidumbre que permanecerá latente hasta que el nuevo gobierno asuma y tome medidas relevantes para tranquilizar al mercado, Damián Zuzek, chief investment officer de SBS Fondos, habló con BANK MAGAZINE sobre cuáles son las inversiones para individuos y compañías que están recomendando. También realiza un diagnóstico sobre el dólar y la tasa de interés para los próximos meses.

Por Mariano Jaimovich

Zuzek, SBS Fondos: “los bancos posiblemente sean el canal por el que se incentive el consumo”

-¿Cómo lee la situación actual para hacer inversiones?
-Como en cualquier período eleccionario, y más aún, en un escenario de tanta confrontación, en cuanto a interpretación de las causas de los problemas macroeconómicos y sus posibles soluciones, entre las dos principales fuerzas políticas el escenario actual para la toma de inversiones demanda hacer muy fuertes supuestos a corto, mediano y largo plazo. Si bien, el 27 de octubre ya quedó definido quién será el nuevo Presidente para los próximos cuatro años, falta aún la definición de cómo se afrontará temas muy importantes que afectan directamente o indirectamente a todas las opciones de inversión en el mercado local. A modo de ejemplo, faltan definiciones sobre cómo será encarada la administración de pasivos por parte del soberano, subsoberanos, definiciones en cuanto a la política monetaria, cambiaria, esquema tributario, esquema de compensaciones a empresas de servicios regulados.

-¿Y en el plano internacional?

-Desde la perspectiva internacional, seguimos en un escenario de marcada incertidumbre, fundamentalmente, por peleas comerciales entre los principales mercados, que pueden afectar el crecimiento global y, en consecuencia, impactar en los mercados emergentes. Ya más concentrados en la región, además de las rispideces políticas que emergieron en Chile y Bolivia, consideramos que habrá que estar muy atento a cuál será la evolución de la relación de nuestro país respecto a nuestro principal socio, Brasil, y el resto de los países miembros del Mercosur.

-¿Qué acciones y bonos están recomendando para inversores particulares?
-En línea con lo mencionado previamente, el escenario para las inversiones luce muy desafiante para quienes no se dedican exclusivamente a estas tareas. Dicho esto, nuestra recomendación en escenarios tan difíciles siempre va a ser delegar la gestión en equipos profesionales, que podrán ir cambiando la composición de la cartera a medida que se vayan dando a conocer definiciones y sus posibles efectos. A grandes rasgos, en cuanto a inversiones de renta variable, el sector bancario posiblemente sea el vehículo a través del cual se incentive el consumo, en este caso habrá que preguntarse cuál de los bancos está mejor parado para encarar tal escenario.

-¿Y por sectores cómo vienen perfilados?
-Del lado del sector petrolero, no todas las empresas son similares y habrá que analizar cuánto representa el negocio de upstream y downstream y qué capacidad de crecimiento tiene en especial el área de Vaca Muerta. Las inversiones en renta fija soberana cambiaron bastante su horizonte de inversión dado que estamos en la antesala de un proceso de administración de pasivos por parte del soberano, ya sea que la llamemos reestructuración o reperfilamiento, el cual afecta directamente la totalidad de los bonos. Dado que la única certeza que se tiene es que el proceso existirá, pero no hay ningún tipo de lineamientos, hoy en día preferimos posicionarnos en bonos cuyo riesgo a la baja ya se encuentra limitado dadas las valuaciones actuales. Los retornos esperados dependerán de los supuestos cómo y cuándo se logrará resolver el problema de la deuda.

-¿Y para corporativos?
-Si bien se vio una fuerte dolarización de las carteras, se observó también una absoluta migración por parte de los inversores corporativos a productos de administración de liquidez sin exposición a variación de precios de mercado. Esto es así dado que el producto de mayor volumen de corto plazo y liquidez fue reperfilado según el Decreto 596/2019 a fines de agosto. A futuro, y en el corto plazo, nuestra recomendación es mantener inversiones en activos de muy bajo riesgo, priorizando la preservación de capital. De tener excedentes de liquidez a plazo un poco más largo, consideramos que existen opciones alternativas de deuda corporativa de muy elevada calidad crediticia que ofrecen algún premio de rendimiento respecto al clásico money market.

-¿Qué estimaciones tienen respecto al dólar?
-Sostenido por los últimos controles cambiarios y flujos comerciales muy favorables, esperamos que el dólar mayorista se mantenga relativamente contenido en los próximos meses terminando el año en la zona de $65. En cambio, anticipamos mayores tensiones por el lado del tipo de cambio implícito en las cotizaciones de los activos financieros, impactado por las salidas de capitales y ciertas presiones el mercado monetario.

-¿Y sobre las tasas de interés qué espera?
-El sendero de tasas de interés debiera ser descendente a medida que el pico inflacionario vaya quedando atrás y el Banco Central avance con el desarme de sus pasivos remunerados. Más allá de que las tasas nominales puedan ver algún rebote producto de la dinámica de la inflación, esperamos que las tasas de interés reales caigan considerablemente.-