Último aliento para el cheque papel

A partir del 1º de abril de 2019, el uso de las chequeras impresas entrarán en su etapa de último aliento.

Los bancos deberán recibir en depósito o pagar en ventanilla cheques electrónicos, según recordó el Banco Central en su último Informe de Estabilidad Financiera.

El objetivo de la autoridad monetaria es que el nuevo instrumento reemplace paulatinamente a los cheques tradicionales, para facilitar la operatoria de pagos y reducir costos.

Según explicó el BCRA, la entrada en vigencia de los cheques electrónicos, no implica que inmediatamente deban desaparecer los cheques en formato papel, sin embargo la modalidad digital debe incorporarse como opción disponible y la expectativa es que quede como única en poco tiempo.

Si bien las normas no obligan a todas las entidades bancarias a la emisión de “e-cheq”, sin duda la comodidad para los usuarios, sí lo hará. Es por eso que deberán estar en condiciones de recibirlos para su depósito o pago a partir del 1º de abril próximo.

El BCRA aclaró que el cheque electrónico mantendrá las funcionalidades del tradicional en papel. Puede ser común o de pago diferido y tendrá carácter de título ejecutivo y endosable, sin las restricciones en la cantidad de endosos. La normativa limita los endosos en los cheques físicos, uno para los comunes o dos para los de pago diferido.

Qué dice la reglamentación del echeq, del 1 de Octubre de 2018