Prestamos de Bolsa para sueldos

El costo financiero total de cauciones bursátiles o de cheques de pagos diferidos en el mercado de capitales es de menos del 20%, la mitad de lo que salen los créditos subsidiados nuevos.

A través del mercado de capitales una empresa puede financiarse por menos de la mitad de esa tasa. Juan Nápoli, presidente del Banco de Valores, aconseja tomar la tasa de caución, que ayer bajó a un récord del 0,4% anual a 1 día: “Para aquellas pymes que tienen la posibilidad de hacerlo, llamen a sus Alycs y salgan ya a tomar a esa tasa, porque no hay mejor crédito y más expeditivo que una caución bursátil, tanto por riesgo como por otorgamiento. Como los títulos siempre están aforados, hace que el sistema no caiga y sea seguro, ya que se trata de una operación garantizada fuera de la órbita BCRA”.

“La baja tan brusca de la tasa obedece a la circular del Central que obligó a los bancos a bajar 10% la posición de Leliq, con lo cual la base monetaria aumentó $ 150.000 millones. Nosotros tomamos $ 3000 millones a menos del 2% anual a otro banco, lo que es increíble”, explica.

Ramiro Marra advierte que se debe tener en cuenta que en el caso de las cauciones los plazos son más cortos que el de los créditos del 24% de los bancos, que son a un año, contra un mes de la caución.

Este mecanismo es ideal para empresas que tienen títulos en cartera y quieren cubrir un bache muy de corto plazo. El CEO de uno de los principales bancos admite que los costos con las cauciones bursátiles son mucho menores, “pero es un mecanismo muy sofisticado para las pequeñas y medianas empresas que no están habituadas a hacerlo”.

Fernando Luciani, director ejecutivo del Mercado Argentino de Valores,señala que la negociación de cheques de pago diferido con aval de una sociedad de garantía recíproca (SGR) tuvo tasas con mínimos del 15% anual: “Sumando los gastos asociados a la obtención del aval, la tasa de mercado obtenida resulta altamente competitiva”. La comisión del agente es del 1% y la del SGR puede ser entre 2 y 3%, lo que lleva al CFT del 19% anual: “Las pymes lo usan como un instrumento de working capital, tanto para comprar mercadería y productos como pagar pagar sueldos, por lo que se transforma en una herramienta útil en este contexto de crisis”, detalla Luciani. Admite, de todos modos, que el volumen tuvo una merma por la cuarentena, que generó mayor cuidado en las inversiones y todos los fondos inversores privilegian la liquidez.

Fuente: Cronista