El impacto de la devaluación se acentúa en la suba de precios

La inflación de agosto fue la más alta del año. En el año acumuló un alza del 24,3 por ciento. Se sintió el traspaso a precios de la devaluación del peso.

La inflación de agosto fue del 3,9% informó este jueves el INDEC y acumuló en el año un alza del 24,3. El dato resultó el más alto del año, superando el 3,7% de junio, según las estadísticas oficiales.

El rubro alimentos y bebidas, que más impacto tiene en los sectores de menores recursos, experimentó una suba del 4% en agosto, acumulando en el año un incremento del 26,8%; indicó el organismo.

El que más subió fue comunicación, con el 12%; seguido por viviendas, agua, electricidad y gas, con el 6,2%; salud, con el 4,1%; recreación y cultura, con el 3,3% y restaurantes y hoteles, con el 2,4%.

Entre enero y agosto, los sectores que más subieron fueron: comunicación con el 36,1%; transporte, 33,5%; vivienda, agua, electricidad y gas, 24,5% y equipamiento y mantenimiento del hogar, 24,3%.

La consultora LCG señala que en los precios regulados de agosto “incidió la suba del boleto de colectivos y trenes (10%) -que tendrá arrastre para septiembre por haberse aplicado a mediados de mes-, de electricidad (25%), prepagas (7,5%), teléfonos (6%), combustibles (4%) y, en el caso de la Ciudad de Buenos Aires, del subte (67%)”. Pero los alimentos inciden más por el mayor peso en la canasta de consumo.

En Capital, según la Dirección de Estadística porteña la suba de precios fue del 3,7% en agosto, 23,9% en lo que va del año y 33,4% en 12 meses. Se destacan electricidad con el 108,8% y gas con el 83,9% interanual. LCG estima “para los meses que quedan (septiembre-diciembre) una inflación acumulada de 13%. Septiembre será un mes con alta inflación (5% mensual) por el impacto de la devaluación y la suba de precios puntuales (combustibles con el 10%, trenes/subtes con el 22% promedio y colectivos 10%). En los meses siguientes las subas mensuales se desacelerarán, pero, todavía serán tasas muy altas”. LCG proyecta “que la inflación se ubicará por encima de 41% anual a diciembre, casi 10 puntos por sobre el límite superior de la banda establecida en el Acuerdo con el FMI”.

Ecolatina calcula que, “en septiembre el IPC rondaría el 6% por los aumentos ya acordados con prepagas, tarifas y nuevas subas en combustibles y alimentos. Sin un nuevo salto del dólar, octubre podría dar otro 4% y noviembre-diciembre rondar el 3% mensual. Si se confirman estos datos, la inflación de 2018 cerraría en el 45%, mayor a la de 2002”.

(Fuente Agencias)