Gabriel Torres, de Moody’s: “Argentina ya no se puede aislar de los mercados porque necesitará refinanciarse”

El vice presidente y analista senior de crédito de deuda soberana de Moody´s Investors Service estuvo disertando en Buenos Aires, y consideró que el país se encuentra en default. Estuvo de acuerdo que una salida ordenada como la que tuvo Uruguay en 2003 es lo más esperado.

Gabriel Torres, de Moody’s: “Argentina ya no se puede aislar de los mercados porque necesitará refinanciarse”. El vice presidente y analista senior de crédito de deuda soberana de Moody´s, consideró que el país se encuentra en default.

“Argentina ya está en default, lo que queda por ver ahora es en qué condiciones lo quiere hacer el próximo gobierno”, dijo Gabriel Torres, vice presidente y analista senior de crédito de deuda soberana de Moody´s Investors Service.

Consideró que el país ya se encuentra en default por “no haber pagado el dinero acordado en los términos y plazos establecidos, algo que algunos también llaman reperfilamiento de la deuda”.

La salida del virtual estado del aplazamiento de los pagos, según Torres, sería más parecida a la que tuvo Uruguay en el 2003, país que reprogramó sus compromisos a largo plazo de forma ordenada y sin quita de deuda.

Es decir, no ve una solución de total cesación de pagos como la que realizó Argentina a fines de 2002, donde se cerró prácticamente a los mercados del mundo.

“Las condiciones económicas actuales del país y del mundo son totalmente diferentes a esa época, ya no se puede aislar de los mercados porque Argentina va a necesitar refinanciar su deuda en dólares en los próximos años”, subrayó el experto de Moody´s.

En ese sentido, Torres agregó que cree que no es el interés del próximo gobierno de llegar a una situación en la que no pague la deuda internacional porque la “situación económica que va a enfrentar Alberto Fernández, en caso de ser Presidente, es muy diferente a la que tuvo Néstor Kirchner, porque ahora no hay recursos”.

Por el lado del inversor, estimó que la situación luego del 27 de octubre será de mayor previsibilidad porque Argentina deberá volver a financiarse en las plazas internacionales.

“Los mercados se caracterizan por tener memoria corta. En caso que el nuevo gobierno pida más tiempo para pagar y la pérdida del valor de los bonos es inferior a la que se esperaba, el precio de estos títulos, incluso, puede volver a subir. Lo que sería una situación mucho mejor a la que se presentaba ahora”, resumió sobre lo que se espera para los próximos meses.

Por lo tanto, Torres consideró que “cuanto más market friendly sean las nuevas autoridades, más rápido se resolverán los problemas y se despejará la incertidumbre”.-