En el primer mes de cepo, la brecha es solo del 10%

En la última rueda de noviembre, el dólar minorista para la venta cerró en $ 62,92, según el promedio del Banco Central, o sea un alza diaria de 5 centavos. Pero el balance del primer mes de cepo recargado con un tope para atesoramiento de US$ 200 mensuales para las personas físicas arrojó una caída de 30 centavos en un contexto de escasez de demanda por la “sobredolarización” previa a las elecciones presidenciales.

En el segmento mayorista, la divisa cerró a $ 59,94, una suba de 9 centavos frente al día previo, y en el mes trepó 27 centavos. “La influencia de la comunicación A 6838 del BCRA levantando el cepo para emitir y pagar nuevas deudas en moneda extranjera hizo que el dólar mayorista haya subido tanto en volumen operado como en precio”, señaló Fernando Izzo, de Abc Mercado de Cambio. Durante noviembre el dólar mayorista se mantuvo siempre debajo de los $ 60 en un escenario de mayor oferta por la aceleración de liquidación de divisas del campo ante el temor de una suba en las retenciones a las exportaciones cuando asuma el gobierno Alberto Fernández. En este marco, el BCRA aprovechó para comprar divisas y recomponer las reservas que habían mostrado una caída de US$ 22.800 millones tras las PASO y del 27 de octubre. La entidad monetaria adquirió desde el debut del cepo el 28 de octubre US$ 2.427 millones. El stock de reservas brutas quedó ayer en 43.768 millones, con lo cual aumentó en el mes US$ 508 millones.

Por su parte, el dólar blue cerró en $ 69,25, un descenso de 50 centavos frente al día anterior, y levemente por arriba de los $ 69 del último día de octubre. Así la brecha con el oficial alcanzó a 10%.

El Contado con Liquidación durante la rueda alcanzó a $ 75,75 aunque cerró en $ 74,81, un ascenso de 1,94%. La brecha quedó en 24,8%. Sin embargo, terminó más barato que los $ 80 que registraba el último día de octubre.

El Comité de Política Monetaria del BCRA estableció la meta de base monetaria para diciembre 2019-enero 2020 en $ 1.732 mil millones de dado que la demanda de dinero en ese lapso “presenta un marcado incremento estacional” por al cobro del aguinaldo, gastos de fin de año y al período de vacaciones, y decidió mantener el límite inferior para la tasa de interés de Leliq en 63% anual.

Nery Persichini de GMA Capital evaluó “que el principal ganador del mes de cepo duro fue el BCRA, que pudo acumular reservas, y además por la mayor liquidez de pesos que no pueden ir al dólar empieza a haber más emisiones en el mercado”. Paula Gándara, de

Adcap, destacó que “el control de capitales propició una mayor estabilidad al mercado, y si bien continúan cayendo los depósitos en dólares, la tasa de caída ha mermado considerablemente”.

Hacia delante, Diego Martínez Burzaco, de MB Inversiones, prevé que en diciembre la brecha entre el dólar oficial y los paralelos “tenderá a a subir porque habrá más circulación de pesos por pago de aguinaldo, bono, vacaciones y nadie se va a querer quedar en pesos, este nivel de spread tan bajo tiene poca vida”. Mauro Mazza, de Bull Market Brokers , auguró: “Durante diciembre esperamos que la brecha suba hasta el 50%, hoy todo dólar debajo de $ 70 es barato”.

Perfil