En dos años se triplicará el uso de IA para combatir el fraude

Si bien sólo un 13% de las organizaciones utiliza inteligencia artificial (IA) y machine learning (ML) para detectar y combatir fraudes, un 25% planea adoptar estas tecnologías en los próximos dos años.

La dinámica representa casi un 200% de incremento, según una encuesta global realizada por la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE), desarrollada en colaboración con SAS.

La analítica avanzada y el uso de información biométrica se vuelven fundamentales para los programas antifraude. En dos años se triplicará el uso de IA.

Se trata del informe de Evaluación Comparativa de las Tecnologías Antifraude, que examina datos proporcionados por más de mil miembros de ACFE sobre las tecnologías usadas por sus organizaciones para detectar y combatir el fraude.

“A medida que los delincuentes encuentran nuevas formas de explotar la tecnología para aprovechar vulnerabilidades y atacar a las víctimas, los profesionales de la lucha contra el fraude también deben usar tecnología de punta para combatirlos —asevera Bruce Dorris, presidente de la ACFE—, pero, ¿qué tecnologías son más efectivas para ayudar a las organizaciones a gestionar los crecientes riesgos de fraude? La respuesta a esta pregunta puede ser crucial para implementar con éxito nuevas estrategias antifraude”.

Para Luis López, a cargo del área de Prevención de Fraudes y Arquitectura de SAS Argentina, “si hablamos de fraude hoy en día es necesario utilizar herramientas de inteligencia artificial y trabajar con modelos analíticos, porque si trabajamos con reglas determinísticas, esto es reglas simples, te pasan por arribas”. Se trata de tecnologías que ya se vienen usando en América Latina, “pero que muchas empresas no han implementado. Se siguen manejando a través der reglas simples y determinísticas”.

En opinión de López, una de las grandes barreras que existen para trabajar con estas herramientas de análisis e inteligencia artificial tiene que ver con que no se ha desarrollado el acceso a los datos primarios. Con todo, a escala América Latina el uso de estas tecnologías “está verde”. De hecho, según el ejecutivo, no se trata solamente de remediar fraudes, sino de prevenirlos. Por eso se le está dando impulso no sólo a tecnologías avanzadas, sino también a herramientas de IA que permitan reconstruir el ciclo de vida del delicuente, para actuar preventivamente.

IT SITIO