El elevado costo de reactivar las obras paradas

Los Desarrolladores negocian con los inversionistas para evitar que se amplíe el margen de morosos.

Un cálculo de los operadores acerca a 3 millones los metros cuadrados en obras frenadas. También se sabe que muchas empresas no absorber el alto costo que implica retomar la marcha de la obra, incluyendo nuevos protocolos de seguridad para los empleados.

Damián Tabakman de la Cámara que agrupa a los desarrolladores (CEDU), explicó  que “hay muchos que para retomar las obras con esta incertidumbre, son cautos. Prefieren no retomar la construcción tan rápidamente porque todavía es difícil calcular cuál será el costo de reactivarlas“.

Tabakman -“Estamos trabajando en los protocolos y las normas de seguridad e higiene en las obras… es bastante caro y requiere cuidados extra porque no está probado que aun con los protocoles se evite contagios…hay que evaluar los planes de contingencia si esos contagios ocurren”.

Además, dijo que “hay un diálogo permanente con los inversores”, que son la mayoría de quienes compran los emprendimientos más que usuarios finales.”Ellos tienen cabeza de inversor, son comerciantes o profesionales que compraba dólares o invertia en pozo. Al momento de volver a salir a trabajar estarán viendo como queda su negocio. En muchos casos quedará peor que antes y eso lo llevará a pensar que hacer con la cuota. Cada desarrollo está en contacto fluido para pensar como va a ser el flujo de cobranza para financiar el proyecto. Hay gente mas castigada o hasta algunos a los que le fue bien”, señaló. 

A la vez, destaca que la situación de cada desarrollador es también diferente. “La trayectoria, el capital propio de cada empresa es importante. Hay más sólidos y solventes para hacer frente a la morosidad”, describió.

Para Ginevra también es importante ver cómo queda la situación de los preveedores del sector luego de estos meses de parate.

Ginevra, como presidente de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (CAMESI) mantuvo un encuentro con la ministra de Desarrollo y Hábitat, María Eugenia Bielsa, para acercarle una propuesta de apertura controlada de la actividad inmobiliaria, que permitiría un retorno paulatino a las operaciones. Pero sobre la evolución de las obras, todavía no tuvo precisiones. 

Fuente: Cronista