El congelamiento de alquileres saldrá por decreto de necesidad y regirá a partir de abril

La dificultad para sesionar definió el cambio pese a que el Ejecutivo prefería que fuera por ley

Ante las dificultades del Congreso para sesionar y la premura por morigerar las dificultades económicas de diversos sectores de la población en plena pandemia, el presidente Alberto Fernández resolvió en las últimas horas congelar los precios de los alquileres y las cuotas de créditos hipotecarios y suspender los desalojos por 180 días a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU).

Poco después de que el mandatario adelantó el miércoles pasado que enviaría al Parlamento un proyecto de ley para aliviar la situación de inquilinos y de quienes pagan cuotas de créditos hipotecarios, en la Casa Rosada empezaron a barajar la posibilidad de no llevar la discusión al ámbito parlamentario. Este jueves, luego de una charla que mantuvieron Fernández; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massafinalmente se decidió apelar a un decreto -que se publicaría este viernes- para aplicar las medidas el mes próximo.

Una de las principales razones por las que en el Ejecutivo nacional desistieron de mandar un proyecto al Congreso es que en el Senado no están dispuestos a sesionar en medio de la cuarentena. En la Cámara baja, si bien todas las fuerzas políticas estaban de acuerdo en llevar adelante una sesión, persistían algunas dudas sobre cómo realizarla, aún cuando hasta se analizaba la posibilidad de que los 70 legisladores que están de licencia por ser mayores de 60 años participaran a través de una videoconferencia.

Además de los temas logísticos, en el interbloque de Diputados de Juntos por el Cambio existen diferentes posiciones respecto al uso de la tecnología para sesionar. Según fuentes de ese espacio político, algunos sostienen que “si se hiciera una sesión virtual para congelar alquileres y cuotas de créditos hipotecarios se sentaría un precedente peligroso para otras cuestiones, como por ejemplo la intervención a la Justicia en Jujuy”.

En medio del aislamiento social preventivo y obligatorio, el Gobierno nacional está apurado por aplicar las medidas a partir del 1 de abril próximo, por lo que tampoco había demasiado tiempo para dar la discusión en el Parlamento. Sin embargo, en el oficialismo sostienen que una ley ayudaría a frenar los cuestionamientos y una eventual judicialización del asunto, teniendo en cuenta que el congelamiento del precio de alquileres y la suspensión de los desalojos involucra contratos entre privados. Ante ese escenario, en el Frente de Todos aseguraban que el respaldo político de la oposición quedará plasmado en el momento que el decreto sea validado en la Bicameral Permanente de Trámite Legislativo, que preside el diputado oficialista Marcos Cleri.

Massa adelantó este jueves en una entrevista televisiva que la semana próxima “seguramente habrá más actividad de los legisladores“, en función de lo que se resuelva este viernes en la tercera videoconferencia con los presidentes de todas las bancadas de la Cámara Baja, en la que se definirá la forma de trabajo virtual.

“Mañana tenemos videoconferencia con los presidentes de bloques. Queremos que las comisiones trabajen por videoconferencia y seguramente desde la semana que viene habrá más actividad de los legisladores; porque desde la Izquierda hasta el PRO, trabajan todos unificados para brindarle herramientas al presidente“, subrayó Massa. Y agregó: “Estoy en la Cámara de Diputados porque tenemos que sacar la resolución de la firma digital. Y definiendo la norma que permite el teletrabajo para que las comisiones puedan trabajar por videoconferencia”.

En esa línea, desde el interbloque de Juntos por el Cambio presentaron el miércoles último un proyecto de resolución denominado “Congreso Digital”, que busca modificar el reglamento de la Cámara de Diputados para poder sesionar de forma online en medio de la pandemia de COVID-19.

Fuente: BAE