El BCRA logró absorber $482.177 millones en el bimestre mayo-junio

El BCRA absorbió los pesos sobrantes por esa vía y el total de los pasivos remunerados llegó a 95% de la base monetaria.

El stock de Leliq trepó 29,1% real en el promedio de junio, lo que permitió que, pese a la fuerte emisión monetaria generada por el financiamiento del Banco Central al Tesoro, la base monetaria cayera 3,3% en términos reales. Así, por la vía de las Letras de Liquidez, el BCRA logró absorber $335.508 millones durante el mes pasado, que totalizan $482.177 millones en el bimestre mayo-junio.

Los números fueron publicados por el el propio Central a través del Informe Monetario Mensual de junio. En plena pandemia, el Gobierno viene encarando un plan anticrisis que busca sostener viva a la oferta y a la demanda. En total y por ahora, según los cálculos de la Oficina de Presupuesto del Congreso, el costo fiscal del programa es del 3% del PBI. Las proyecciones privadas vienen marcando que, por el alargamiento de la cuarentena, el rojo primario totalizará entre 6 y 8 puntos del producto al finalizar el 2020.

A ese rojo primario lo está financiando en su totalidad la emisión monetaria. Desde el comienzo de la cuarentena, el BCRA le envió $1,07 billones al Gobierno. En primera instancia, la autoridad monetaria forzó a las entidades financieras a desarmar su stock de Leliq, para intentar incentivar el crédito.

Luego, las presiones que esa fuerte impresión de billetes generó sobre los dólares paralelos, primero, y sobre el MULC, después, (mediante el adelanto de importaciones y la no liquidación de exportaciones) forzaron al Central a subir la tasa de interés de los plazos fijos y a permitirle a los bancos recomponer el stock de letras de liquidez.

El Informe Monetario detalló: “Desde junio las entidades financieras que captan depósitos a la tasa mínima del 79% de la tasa de Leliq pueden ampliar la posición excedente en Leliq en 18% del saldo promedio diario del mes previo de las colocaciones a plazo del sector privado no financiero en pesos y aquellos constituidos por los gobiernos Nacional, provinciales, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y/o municipales.

Por otra parte, desde mediados de mayo las entidades pueden integrar con Leliq la totalidad de la exigencia de efectivo mínimo en pesos de los depósitos e inversiones a plazo (con excepción de lo integrable con Bonos del Tesoro Nacional)”.