Dos fuerzas globales afectan la deuda soberana

“Los bonos argentinos se encuentran fundamentalmente afectados por dos fuerzas globales”, explica un reciente informe técnico de Delphos Investment. La primera, y más importante, es el modo risk on/risk off global. “Luego de algún sobresalto, parece haber retornado fuerte el risk on”.
 
En segundo lugar, las condiciones intrínsecas del mundo emergente. En este aspecto, los estímulos de China también parecen ser una buena noticia. En este marco es que los bonos argentinos todavía tendrían algo más de espacio la actual de recuperación. Nuestra zona objetivo para el DICA se encuentra en US$ 117 y US$ 125, en tanto que para el AC17 se sitúa entre US$ 78 y US$ 80.
 
La deuda argentina viene siendo influenciada por un cúmulo de razones que van desde los desequilibrios macroeconómicos internos, el retiro de dinero de fondos emergentes durante 2018 y el menor apetito por instrumentos de baja calidad (high yield).
 
El 2018 fue transcurriendo en su primer parte como un claro retroceso de los activos de riesgo, en su totalidad. Pero a partir de abril ́18 se observa un claro desacople en el cual los activos de mercados emergentes empezaron a ser más afectados que el resto de los bonos de alto riesgo. La desaceleración de China explica este movimiento diferencial.
 
En octubre de 2018 vuelve a verificarse un sentimiento de risk off global, afectando tanto a emergentes como a bonos corporativos norteamericanos High Yield. Pero todos hicieron piso en la última semana de diciembre ́18 para experimentar una fuerte recuperación.
 
Se observa claramente que fue mucho mayor en los activos de riesgo alto no asociados a mercados emergentes, pero es dable destacar que estos últimos lograron subirse a la tendencia. La razón de esto último reside en los estímulos que está aplicando China que podrían culminar en una reaceleración de su economía hacia la segunda parte del 2019