Cristofani del Santander: “Nos gustaría que baje la tasa, pero no debe estar debajo de la inflación”

Por Mariano Jaimovich

Para Enrique Cristofani, presidente de Santander Río, el sistema financiero argentino puede converger al tamaño promedio de la región, lo que afirma que implicaría triplicar el tamaño actual. Además, en esta entrevista de BANK MAGAZINE, anticipa el lanzamiento de Openbank Argentina, el banco digital de la compañía, que se estará presentando en la segunda mitad del año.

-¿Qué perspectivas tienen para su negocio?

-El 2018 ha sido un año volátil y la expectativa que tenemos es de mayor estabilidad para este año. Hay sectores, como las cadenas vinculadas al sector agropecuario y o al complejo energético que están mostrando una buena performance. Y esperamos que en la medida en que la macroeconomía comience a dar señales de recuperación, esa tendencia se traslade a otros sectores como el financiamiento al consumo minorista.

-¿Y en un más largo plazo?

-Con una mirada de largo plazo, el sistema financiero argentino está en condiciones de aumentar su tamaño (ratio crédito/PBI) significativamente durante los próximos años, de manera de apuntalar desde el financiamiento a las empresas y los individuos, para contribuir a su desarrollo. Con sólo converger al promedio de la región, ello implicaría triplicar el tamaño actual del sistema doméstico. El crédito es un elemento fundamental para el crecimiento y un igualador de oportunidades entre la población, porque le permite invertir, comprarse una máquina o una casa, aún a aquellos que hoy no disponen del dinero necesario para hacerlo.

-¿Qué objetivos se propusieron a cumplir este año? -Nuestro objetivo es consolidarnos como el banco privado líder del sistema financiero argentino. Cada vez más digitales y cada vez más focalizados en el cliente.  

-¿Cuáles son sus planes de crecimiento y consolidación para este 2019? -Este año vamos a inaugurar, a mediados de 2019, nuestro nuevo edificio corporativo con capacidad para 2.500 personas, en la zona del Barracas (Av. Paseo Colón y Av. Garay, en el Distrito de las Artes). Se trata de un ámbito dotado de la última tecnología y preparado para nuevas formas de trabajo colaborativo, con una superficie de 53.252 metros cuadrados, 11 pisos y 4 subsuelos de espacios abiertos y flexibles. Es decir, un lugar innovador, sustentable y abierto a la comunidad (contará con un auditorio y espacios para la cultura), que ratifica el compromiso de Santander Río con el país.   También está previsto el lanzamiento de Openbank Argentina, el banco digital de Santander, que seguramente saldrá en la segunda mitad del año. Y además continuaremos impulsando la apertura de representaciones que impliquen nuevas formas de relacionamiento con la comunidad, como más Work Café (un espacio que combina cafetería y servicios financieros) y las sucursales de inclusión financiera, destinadas a atender las necesidades financieras en zonas más vulnerables o densamente pobladas que no cuentan con servicios financieros en las cercanías.

-Comentaba este nuevo formato innovador de “Work Café”, ¿de qué se trata?
-El primer Work Café del país es un espacio de co-working, colaborativo y abierto a todos (clientes y no clientes), con un nuevo modelo de atención a través del cual Santander Río promoverá el encuentro y la colaboración entre emprendedores y empresarios Pyme, generando espacios de nuevos negocios y poniendo a disposición de ellos la mejor tecnología. Este nuevo espacio, que integra cafetería con la posibilidad de operar servicios financieros, ofrece además la posibilidad de hacer reserva de salas para co-working, wi-fi libre y gratuito para cualquier dispositivo (como celulares, notebook, entre otros), horario extendido, isla con servicios de banca digital y a partir de marzo incorporamos charlas y eventos pensados para emprendedores.   -¿Qué otras novedades respecto a la inversión de la empresa se destacarán en el corriente año? -Santander Río está llevando adelante un ambicioso plan de inversión en tecnología. Recientemente inauguramos la cuarta oficinal digital, ubicada en la ciudad de Mar del Plata (las otras tres están ubicadas en Barrio Norte, Belgrano y Microcentro), y en el mes de marzo inauguraremos la quinta en Recoleta.   Este nuevo concepto de atención al cliente incluye la posibilidad de abrir una cuenta y la entrega de tarjetas de crédito y/o débito de manera inmediata. O bien, la atención de un asesor en pantalla a través de videoconferencia; la realización de depósitos, inclusive con acreditación fuera del horario bancario habitual; transferencias, pagos y aumento de límites para extracciones en cajeros de hasta $ 50.000.

-Hablaba al comienzo de ser cada vez más digital, además de hacerlo en las sucursales, ¿en qué otros aspectos se va a implementar este concepto?

-Estamos trabajando muy fuerte en la digitalización de legajos de clientes, apertura de cuentas con huella dactilar (sin necesidad de presentar documentación, validando identidad con el RENAPER) y la incorporación de nuevos canales de atención por WhatsApp, chats, redes sociales, entre otros.   -El mercado bancario es cada vez más competitivo y aparecieron nuevos jugadores, ¿cómo los afecta y en qué aspectos están haciendo foco para diferenciarse? -Creemos que la aparición de nuevos jugadores en el mercado fomenta la competencia y a nosotros nos gusta competir. La competencia trae enormes beneficios para los usuarios. Bienvenida sea la competencia. Pero también consideramos que las reglas de juego tienen que ser las mismas para todos. A misma actividad, mismo riesgo, y por lo tanto misma regulación, para cuidar a los clientes. Estamos desarrollando un plan de inversión por u$s500 millones en tecnología, cuyo espíritu es buscar estar más cerca del cliente de una forma cada vez más sencilla.  

-¿Qué análisis realiza del momento actual del país? -El año pasado la inestabilidad cambiaria y la caída en la actividad fue un poco más pronunciada de lo que todos esperábamos y, obviamente, eso produjo que el horizonte de planeamiento de los agentes económicos se reduzca en cierta manera, impactando en la operación de cualquier negocio. Pero creemos que, de todas formas, mirando en perspectiva, el sistema financiero se ha consolidado como un activo para la sociedad argentina, dado que pese a la volatilidad cambiaria se mantuvo sólido. Esto es muy importante, como también lo es el hecho de que hemos atravesado todo ello como sociedad sin romper contratos o quebrar reglas.

-¿Qué diferencias hace respecto a otras crisis? -A diferencia de otras oportunidades, cuando la crisis cambiaria contagiaba al sistema financiero, en 2018 los bancos no fueron propagadores sino contenedores o amortiguadores de la volatilidad.

-¿Cómo los afecta las actuales elevadas tasas de interés? -A todos nos gustaría que bajara más rápido el nivel de las tasas de interés, pero es importante comprender que las autoridades económicas llevan adelante esta estrategia para frenar la volatilidad cambiaria, y eso parece ir rindiendo frutos. La tasa no debe estar por debajo de la inflación, porque estaríamos perjudicando al depositante. Y sin depositante no hay ahorro y tampoco crédito, ni inversión.

-¿De qué manera analiza la compleja situación económica actual del país? -De cara al futuro es importante tener en cuenta que se Argentina ha acelerado el cierre de los déficits fiscales y externos (de cuenta corriente) y a ello se le suma un tipo de cambio más competitivo. Adicionalmente, el Gobierno tiene el programa financiero cubierto hasta 2020, lo cual lo protege ante eventuales shocks externos. Pese a que todavía hoy cuesta verlo, lo cierto es que los fundamentals de la economía argentina han mejorado.  

-En base a este contexto argentino, ¿cuál es su postura política? -Queremos que la Argentina le vaya bien como país y para eso es muy bueno que todos vayamos logrando consensos y políticas que trasciendan a los gobiernos de turno. Consensos de largo plazo. Nuestro rol implica trabajar con las autoridades, más allá del color político, en pos de ser como banco una herramienta útil que permita a las empresas y personas contribuir a su desarrollo.-