Cierre Mercados 19-03-20

Mercados Internacionales

Nos vamos acostumbrando a los fuertes cambios de tendencia diaria de los mercados internacionales, donde a los grandes golpes le siguen leves recuperaciones para luego desplomarse otra vez. Patrón que vienen repitiendo los principales índices accionarios este mes, y que claramente se consolidó en las últimas dos semanas. La alta sensibilidad refleja el pánico que se vive  en los mercados, a raíz del alarmante ritmo de expansión del coronavirus que amenaza con frenar la actividad económica mundial, y que pesa sobre las proyecciones de crecimiento para este año. A lo que se suman los temores por el impacto que tendrán en la economía las últimas medidas restrictivas (que buscan limitar el ritmo de contagio), y que se van implementando en los países de todo el mundo.

Al mismo tiempo, los inversores buscan una referencia para poder finalmente trazar una línea de tendencia en función de los distintos planes de estímulo que se vayan aplicando desde los Bancos Centrales y lo Gobiernos. Esta semana, la acción algo más coordinada entre los países ayudó pero claramente no fue suficiente. El mercado exige medidas agresivas que protejan y ayuden al buen funcionamiento de las firmas, al mismo tiempo que se garantice la liquidez y los flujos financieros. En cuanto a la última de una serie de acciones de emergencia tomadas por la FED en las últimas dos semanas, -incluido dos recortes de la tasa y la recompra de activos-, el organismo abrió líneas de swaps en dólares con los entes centrales de nueve países, a fin de que puedan acceder mejor a operaciones en dicha moneda, y evitar que la pandemia paralice los mercados globales de dinero.

La leve recuperación de este jueves se dio en dicho contexto, y a la espera de lo que termine haciendo Trump desde el frente fiscal. En cuanto a este punto, recordemos, ya se está debatiendo en el Congreso. Así, el Nasdaq logró aumentar casi un 2% para cerrar cerca de los 7.161 puntos. Mientras que el S&P500  (2.400 puntos) y el Dow Jones (20.079 puntos) sumaron 0.5% y 1.0%, respectivamente. De todas maneras, los índices acumulan bajas cercanas al 20/30% en lo que va del mes, borrando gran parte de las ganancias obtenidas en la era de Trump.

Las plazas europeas siguieron una tendencia similar, impulsadas por las últimas medidas del BCE. El organismo central había anunciado durante la noche del miércoles un sorpresivo lanzamiento de un mecanismo por un valor de 750.000 millones de euros para compra de títulos de deuda pública y privada. Medida que llevó al CAC40 francés y al MIB italiano a subir 2.7% y 2.3%, respectivamente. Seguidos del DAX alemán y el IBEX35 español con subas del 2% y 1.9%, en igual orden. Por otro lado, el BOE anunció el recorte de su tasa a 0.1% (-15pbs), y el aumento de su programa de compra de bonos, en un esfuerzo por compensar el impacto económico del brote y dentro del marco de una reunión de política monetaria de emergencia. Lo que permitió la suba del 1% del FTSE100 inglés.

En cuanto al mercado de deuda, la tasa norteamericana a diez años retrocedió 5 pbs a 1.14%. Mientras que, entre los bonos europeos, los números fueron mixtos. Entre ellos, las medidas del BCE llevaron a la fuerte caida de 50 pbs y de 30 pbs del rendimiento de los bonos italianos (1.80%) y españoles (0.89%), respectivamente. A su vez, los británicos cania 7 pbs a 0.72%. La excepción fueron los bonos alemanes cuya tasa aumentó 3 pbs a -0.19%.

Por su parte, el DXY –Index- sigue fortaleciéndose tras aumentar 1.6% hoy y acumular en lo que va del año una suba del 6.6%, ubicándose en los 102.7 puntos. Al mismo tiempo que el Euro y la Libra se depreciaban 2% y 0.8%, en igual orden.

Ya para terminar, la volatilidad es protagonista también en el mercado de petróleo. La cual podemos graficar con la suba de hasta el 20% con la que ha reaccionado hoy el crudo al  desplome del 25% de ayer. Aun así, las previsiones de los analistas no dejan de ser a la baja frente al colapso de la demanda y el aumento de la producción. Por el momento, los precios se ubican hoy en los USD 25.4 por barril.

Mercado Local

En lo local, y como venimos señalando, el humor de los inversores depende mayormente de un escenario de reestructuración que se presenta cada vez más complicado. Todo siguiendo la línea del clima global que lejos de ayudar, profundiza la volatilidad con la que opera el mercado. La sensibilidad de los principales índices del mundo se replica en la bolsa argentina, que a su vez busca señales o novedades de que tan encaminadas están las negociaciones de la deuda. Novedades que no llegan, y cuya ausencia presiona sobre los precios de los activos financieros locales.

Los resultados de lo que se negocie con la deuda son clave para poder estimar el rumbo de la economía argentina, que por el momento resulta bastante incierto. O al menos poco positivo. Hasta entonces no haya una propuesta sobre la mesa, o una posible oferta, los precios de los bonos profundizan las bajas y acumulan rojos de entre 30/40% en lo que va del mes. Este jueves, y mirando las cotizaciones de la curva soberana en dólares, las bajas fueron de entre 0.7% y 3%. Con paridades en niveles mínimos de entre 25% y 28%, lejos del 50% y 52% de principios de este año. Niveles que descuentan un escenario de reestructuración más que complicado.

En pesos, la atención estuvo hoy en la licitación del Gobierno y en el porcentaje que se logre canjear, lo que resulta importante para la estrategia de normalización de la curva que se viene llevando adelante. Mientras tanto, los precios acá reflejaron caídas de entre 0.5% y 4%. 

Con respeto a la renta variable, el S&P Merval se movió en sintonía con la leve recuperación que vimos afuera. El índice se mantuvo dentro del terreno positivo a lo largo de toda la jornada, y logró avanzar cerca del 2.5%, aunque ubicándose todavía en niveles muy bajos –cercanos a los 22.000 puntos-. La suba fue liderada por YPF (+17%) ante el aumento de los precios del curdo, y seguido de ALUA, SUPV y BYMA en 12.9%, 10.1% y 6.3%, respectivamente. Los rojos dentro del panel líder, en cambio, fueron para PAMP, BBAR y HARG en 5%, 1.7% y 1.6%, en igual orden.

Los volúmenes en el mercado de cambios vuelven a ser muy acotados –hoy en apenas unos USD 116 millones- , y con posturas de ventas del BCRA que ubicaron al mayorista en $63.55 (+20ctvs). La presión sobre la moneda, vale remarcar, se da a nivel regional en sintonía con lo que se vive en el mundo. Donde, si bien en el marco del cepo cambiario los movimientos no son muy bruscos, el billete mantiene una constante tendencia alcista. En el segmento minorista, el dólar aumentó más de diez centavos para cerrar en $65.59.

El CCL y el MEP se ubicaron en $89.43 y $88.53 respectivamente, manteniendo las brechas en niveles de 40/41% y 39% respectivamente, ubicándose muy cerca de los máximos desde la aplicación del cepo.

Fuente: PPI