Afirman que el costo de vida subió 2,9% en noviembre y 47,2% anual

El costo de vida de los trabajadores asalariados sindicalizados aumentó 2,9% mensual en noviembre y alcanzó así un alza del 47,2% en los últimos doce meses, según informó el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), que analiza el impacto de la inflación en los trabajadores registrados.

La inflación mostró una desaceleración en comparación con la suba de precios de los meses previos, cuando rondó el 6%. Sin embargo, en lo que va del año, la inflación acumulada registra un alza del 43,1%, dijo el IET, integrado por 45 gremios de la CGT y la CTA.

“La inflación de noviembre terminó de sepultar al salario real”, señala el informe. En ese sentido, señala que el poder adquisitivo cayó un 18,1% en términos reales en lo que va de la gestión de Mauricio Macri.

“El 2018 será el año más inflacionario desde 1991, superando a 2002, 2014 y 2016”, agrega el análisis.

Nicolás Trotta, Rector de la UMET, evaluó que en la medida que la inflación vuelva a la franja del 2% mensual y los aumentos salariales se reactiven, podría verse cierta recuperación del poder de compra.

“Pero resulta muy improbable que continuando en este camino económico se retorne al poder adquisitivo de 2015 o incluso de 2017, el cual ya había sido 2% inferior al de 2015”, dijo Trotta.

Para el IET, la desaceleración de la inflación de este mes obedece a que el traslado de precios de la devaluación quedó atrás, en septiembre y octubre. Además, en noviembre hubo una cyber-week, en la que se registraron promociones en distintos rubros de consumo con el objetivo de estimular las ventas en plena recesión.

Lo que más subió en noviembre

Los rubros que más sufrieron la inflación son “otros bienes y servicios”, que lideraron la suba con un 7,8%, impulsado por los aumentos en cigarrillos y productos de higiene personal.

Luego el rubro “esparcimiento” mostró una escalada del 4,7%, lo cual se explica tras las subas en hotelería (porque hubo dos fines de semana largos) y en cines.

Alimentos y bebidas, el capítulo de mayor peso en la canasta, volvió a registrar un alza significativa en noviembre, con un 3,7%.

Por debajo del nivel general se ubicó “salud”, que subió 2,4% debido a medicamentos; “indumentaria y calzado” anotó subas promedio del 2,1%;

El único rubro con bajas fue Equipamiento y mantenimiento del hogar (-0,3%), lo cual se explica por el cyber-week y por la estabilidad cambiaria.

Víctor Santa María, secretario de Estadísticas de la CGT, resaltó que “el salario real cayó todos los meses desde enero sin haber encontrado aún un piso y lamentablemente, en 2018 la suba de la pobreza por ingresos será la más pronunciada desde el año 2002”.

“Nuestras estimaciones arrojan que a fines de 2018 la pobreza sea entre 6 y 8 puntos porcentuales más alta que a fines de 2017.

Si bien 2014 y 2016 fueron años de deterioro de la situación social, este año la magnitud de tal empeoramiento es mayor”, concluyó el Secretario de Estadísticas de la CGT.