Se esperan menos escrituras que en los peores años del cepo

Las operaciones de compra venta de inmuebles en la ciudad de Buenos Aires cerrarán este año por debajo de las 30.000 escrituras, lo que representará el peor año de los 21 que tiene la serie histórica, un registro aún peor que los observados en la crisis de 2001 o en los años más duros del cepo cambiario instaurado por la presidenta Cristina Kirchner, indicó el Colegio de Escribanos porteño.

El período 2013-2015 era el más bajo de la historia ya que en aquellos años de cepo cambiario se registraron respectivamente 35.910, 33.706 y 37.398 escrituras. Pero al analizar el panorama 2019, las proyecciones indican que de seguir así, este año será el peor de la serie, debido a que hasta comienzos de septiembre se habían registrado unas 18.000 operaciones.

De sostenerse la tendencia, no habría mucho más de 30.000 hacia fines de diciembre. Así las cosas se confirmaría el peor año del registro histórico iniciado en 1998, precisamente el año que mantiene el récord de operaciones con 76.676 escrituras.

En el Colegio estimaban que agosto cuyas cifras de escrituras se darán a conocer en dos semanas habrá cerrado a la baja y completará una caída interanual de 15 meses consecutivos, aunque aún por encima del mes con menor actividad de la serie histórica que fue febrero de 2002 con 1557 operaciones.

En aquella oportunidad, sin embargo, hubo un contraste inmediato en abril y mayo de ese año, en los que se registraron más de 8.000 operaciones cuando se permitió que se pudieran comprar propiedades con los dólares atrapados en el corralito.

A pesar de aquella crisis, en 2001 se realizaron 54.493 escrituras de compra venta en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, y en 2002 se alcanzaron las 56.393 operaciones, casi el doble de lo que se estima podría ocurrir en el presente año.

Como dato estadístico, directivos del Colegio de Escribanos resaltaron que el mejor mes de la serie histórica fue diciembre de 2007 con 8500 operaciones, aunque en ese caso pesa también un factor estacional, ya que en ese mes se concentra la mayor cantidad de operaciones del año normalmente.

En cuanto a las escrituras con créditos hipotecarios, los mejores registros se dieron en los meses de marzo y abril de 2018 con más de 2200 operaciones.