Medina, CFO del Itaú: “El sistema financiero tiene un alto nivel de dolarización”

Para Rafael Medina, CFO de Banco Itaú, el sistema bancario argentino es sólido. En conversación con BANK MAGAZINE, habló sobre la situación del país y también respecto a cómo impactan las tasas elevadas y el dólar volátil en las finanzas de las entidades. Además menciona el alto nivel de dolarización tanto de los depósitos como de los préstamos. Y a nivel de estrategia indica la fuerte apuesta a la transformación tecnológica que está realizando esta empresa, donde la operación a través del canal digital ya representa el 40% de sus ventas.

Por Mariano Jaimovich

-¿Cómo evalúa al sistema financiero en este momento volátil del país?
-En los últimos años el sistema bancario ha mostrado una posición muy sólida en relación a su situación económico-financiera: liquidez y solvencia muy por encima de los estándares internacionales.

-¿Qué objetivos se propusieron a cumplir este año?
-Creemos que nuestro desafío pasa por brindar una oferta de productos y soluciones distintiva y acorde al contexto que permita crecer en la relación y principalidad con nuestros clientes. En este sentido, en Itaú estamos preparados para liderar la transformación digital, pilar fundamental para el desarrollo de nuestros negocios.
Este año apuntamos a mantener nuestro liderazgo en la banca corporativa y de inversión, y a seguir creciendo en la banca minorista a través de la transformación digital y mejorando fuertemente la experiencia de nuestros clientes. La forma es dar un gran salto hacia adelante, siendo el banco más innovador y transformador en términos de tecnología y servicios. Estamos teniendo excelentes resultados, ya que el 40% de nuestras ventas ya son digitales, y el 67% de nuestros clientes operan a través de nuestros canales digitales, un incremento del 25% respecto al año pasado. Todo esto con un impacto positivo en el índice de satisfacción muy importante.

-¿Qué particularidades están observando en los clientes en cuanto a sus preferencias financieras en medio de la volatilidad cambiaria e incertidumbre política?
-Los clientes Individuales, con este nivel de tasa, postergan sus decisiones de consumo hasta tener un escenario más favorable en términos del costo de capital de inversión. En cuanto a las empresas, los flujos en pesos se han visto afectados por el mismo motivo de nivel elevado de tasas. El flujo en dólares depende del proyecto y del repago que generan.

-Aquellos que suelen tomar deuda para financiar sus consumos o productividad, ¿qué tipo de elecciones financieras están realizando?
-En este contexto de tasas altas en pesos, los proyectos de Inversión y de consumo se ven postergados hasta tener una disminución de la misma. Aunque aquellos que tienen flujos que generen dólares todavía encuentran espacio para generar valor y continuar con sus planes.

-Y los usuarios que ahorran en el sistema bancario, ¿qué están haciendo con sus ahorros?
-El sistema financiero tiene un alto nivel de dolarización tanto de sus depósitos como de sus préstamos, cercano al 50%, lo cual es una buena señal de confianza en el sistema. Por otro lado, las colocaciones en pesos con base en el flujo transaccional, tiene un alto componente de plazos fijos empujados por la nominalidad  tasa, de forma de compensar la inflación.

-¿Qué cambios están notando tanto en las personas como en empresas en cuanto a las decisiones sobre sus fondos disponibles?
-En general, vemos cautela en cuanto a sus proyectos de inversión debido a la tasa elevada en pesos. En los fondos en dólares, depende del proyecto y el flujo que generan. Los buenos proyectos funcionan pues tienen buenos indicadores financieros y retornos esperados aun con un alto nivel de nominalidad.

-¿Cómo influye la volatilidad del dólar en las colocaciones en pesos?
-El nivel de depósitos en dólares se ha mantenido constante en los últimos años, y el nivel de compra de divisas ha tenido picos en abril y agosto del año anterior en función de la mayor devaluación del tipo de cambio. Pasados esos picos, el monto de compra se mantuvo dentro del mismo rango. Además, la mayoría de esos dólares quedan depositados en el banco, tanto en caja de ahorro como en plazo fijo.

-¿Cómo está impactando en el sistema el actual nivel elevado de las tasas de interés en el otorgamiento de créditos y en la toma de deuda?
-Con un nivel de tasas de referencia que llega al 70%, el nivel de otorgamiento de créditos en pesos se redujo. En su mayoría, los que pueden, en base a su flujo de fondos, en especial las empresas, buscan financiación en dólares.

 
-Con respecto a la tasa, ¿por qué sube más para los créditos y tarda más en avanzar en lo que paga para los plazos fijos?
-Los motivos fundamentales son el nivel de encajes actual y el descalce de plazos. Es que el pedido de los clientes son préstamos de largo plazo (de 6 meses a 5 años), mientras que los depósitos son a un período bastante menor (los vista son  a 30 días). Por eso, el desafío está en reducir el descalce en los tiempos de ambos.

-¿Cómo les impacta que los clientes puedan colocar el dinero en otras entidades que les ofrezcan mejor tasa?
-Entendemos que es una buena herramienta para generar competencia entre los bancos.

-¿Qué evaluación realiza de la liquidez del sistema?
En términos de liquidez, el sistema se encuentra sólido. Como ejemplo, el mismo pudo administrar los movimientos generados por la volatilidad del tipo de cambio de 2018 sin inconvenientes

-¿De qué manera los impacta la mora? ¿Es para preocuparse?
Partimos de Indicadores de NPL (Non-Performing Loan o préstamos en incumplimiento) bajos. En el contexto económico actual, seguimos de cerca su evolución, donde vemos un aumento, pero siempre dentro de los parámetros razonables. 

-¿Cuál es el análisis que realiza del momento actual del país?
-Estamos atentos al año electoral. Somos conscientes que estamos ante un escenario complejo, pero confiamos en la continuidad de la política económica y el mejoramiento de las perspectivas de inversión cualquiera sea el resultado político.

-En este contexto incierto, ¿qué le dice a la casa central sobre el momento de Argentina?
-Seguimos de cerca la evolución de las variables macroeconómicas y el escenario político. Desde el punto de vista del sistema financiero, el mismo se encuentra con altos niveles de liquidez, buenos niveles de capitalización, sin cruce de monedas en el balance y con un aumento de la mora, pero dentro de los niveles aceptables. En cuanto a cómo nos ven desde el exterior, el panorama es similar, expectantes frente a la evolución de la situación económica y política, pensando las oportunidades que puedan surgir a futuro.-.