Más luz natural significa más confort y salud

No cabe duda de que levantarse con la luz del sol en lugar de la luz de una lamparita, es un despertador inigualable. La luz cenital se reparte de forma más uniforme por la habitación, creando un ambiente  confortable, que llena los espacios de una calidez única. Pero, además, las ventanas en espacios interiores aprovechan la energía del sol y su luz, ahorrando en iluminación artificial, calefacción y ventilación mecánica.

Sin embargo no gozan de buena fama y aun persiste la idea de que ese tipo de accesorios nos harán convivir con eternas goteras o que son huecos que evitan una correcta climatización de los ambientes. La tecnología (y una correcta instalación) cambió estas situaciones tan frecuentes antaño.

“Disponer de al menos una habitación con una ventana de techo doble vidrio hermético multiplica su valor espacial y asegura una buena calidad del aire durante todo el día sin ningún consumo energético”, explican desde la firma Velux. Y es que la calidad del aire alcanza un nuevo nivel cuando se puede ventilar a través del techo: el aire viciado y caliente asciende para salir naturalmente por las ventanas del techo oficiando en esos casos como verdaderas chimeneas saludables y gratuitas.

“Se trata de abrir las ventanas de par en par para ventilar, para disfrutar de una brisa refrescante en verano y para bajar la temperatura de la casa por la noche y conectar la vivienda con el entorno”, apuntan desde la fábrica. Las ventanas en techos son independientes de la orientación y no condicionan en ningún aspecto la distribución del espacio interior. La tecnología de punta y la innovación hacen posible una ventana sólida para cerrar el hueco en la cubierta, con una gama muy completa de dispositivos de control de la luz y mantener la temperatura interior, independientemente de las condiciones meteorológicas.

Aprovechar los beneficios

Las ventanas que se colocan en los techos suelen ser similares a las comunes o verticales, sólo que por su prestación, se imponen las realizadas en PVC, con cierre hermético, las que son aptas para automatizar y son empotrables mediante sellados poliuretánicos que no requieren intervención de obra de albañilería tradicional. Además, proponen algunos beneficios adicionales.

Luz natural. La luz cenital se distribuye de forma más uniforme, y con una ventana de techo ya no debe preocupar la orientación de la vivienda: la luz siempre entra en casa. Por otra parte, el alto nivel de aislamiento térmico de la ventana mantiene el calor en invierno y el aire acondicionado en verano dentro de casa. Además, hoy es posible adaptar la ventana a todas las situaciones; con la gama de accesorios se puede tener un control pleno sobre cuánta luz entra y cómo lo hace en cada momento del día y del año.

Baño con iluminación natural. Si hay una habitación ideal para este tipo de usos es el baño, …“Cambia la oscuridad o la luz artificial por una vista del cielo, pero además se podrá ventilar el olor y las condensaciones de forma sencilla, teniendo el baño en perfectas condiciones en todo momento.

Existen en el mercado propuestas de aberturas para techo muy variadas en cuanto a tamaño, diseños  y colores, con cristal de seguridad más cámara aislante y vidrio laminado exterior con protección UV.