Harvard incursiona en las criptomonedas con inversión para venta de tokens

La universidad de Harvard decidió respaldar a Blockstack Inc., una compañía criptográfica que busca tener una oferta de token digital de 50 millones de dólares.

Blockstack informó en una presentación regulatoria, que Harvard Management y otros dos inversores compraron alrededor de 95.8 millones de tokens de la compañía, valoradas en cerca de 11.5 millones de dólares.

Harvard se une a un pequeño grupo de inversores institucionales que apuestan por los activos de cifrado. Dos planes de pensiones en Virginia invirtieron en un fondo de capital de riesgo para la industria de la cadena de bloques y los activos digitales a inicios del año, mientras que en 2018 la Universidad de Yale realizó una inversión similar.

La mayoría de los administradores de dinero institucionales rechazaron los activos digitales, entre varios motivos, por no estar regulados, la permeabilidad al lavado de dinero que implica el instrumento, y la imposibilidad de controlar si favorecen una manipulación del mercado.

Mientras que una parte del mercado asegura que las criptomonedas “no están listas” para la “máxima audiencia institucional”, los operadores esperan que los compradores institucionales ingresen al mercado para impulsar los precios.

La oferta de Blockstack apoyará el desarrollo de su red informática descentralizada, que utiliza la moneda digital.

La compañía solicitó a la Comisión de Valores e Intercambio de Estados Unidos para ofrecer los tokens utilizando el denominado marco ed regulación A+. La normativa vigente permite que las empresas más pequeñas vendan acciones con requisitos de divulgación limitados y busquen dinero de inversionistas con menos recursos, incluso si los valores no se negocían en una bolsa de valores importante.

Si se aprueba, se espera que sea la primera oferta de token calificada por la SEC de su tipo, dijo Blockstack en un comunicado.

Los activos digitales de la compañía, llamados tokens Stacks, funcionan como un mecanismo de contabilidad, o una forma de hacer un seguimiento de la participación económica que los titulares de varias claves privadas en el blockchain de Stacks tienen en la red, de acuerdo con el archivo. La red fue creada por científicos informáticos en Princeton y permite a los ingenieros crear aplicaciones seguras.

Un portavoz de Harvad Management, que supervisa la dotación de 39 mil millones de dólares de la universidad, se negó a hacer comentarios, al igual que Blockstack se negó a comentar acerca de sus inversiones.