GPS Pyme, cómo enfrentar la crisis con estas tasas

Por Sergio Morales – Presidente del Centro Latinoamericano de Inversiones (CELAI)

El nivel de tasas resulta una variable clave para que las PYMES logren financiarse y apalear la actual crisis económica, sin embargo, el escenario financiero de las pequeñas y medianas empresas continúa siendo complicado.

En esta última semana el Banco Central de la República Argentina cerró la subasta diaria de Leliq a 7 días de plazo, a una tasa promedio de corte en torno al 71.4%. Por este motivo, las principales Sociedades de Garantía Recíprocas, entidades que otorgan garantías de pago hacia los acreedores PyMEs, se encuentran frente a un escenario complejo. Por el aumento de la morosidad —principalmente en el rubro de consumo y textil— las SGRs están limitando el aval de nuevas líneas de crédito (en 43,5% TNA promedio) a estas empresas, lo que atenta aun más con el recupero del sector.

En contraposición, se observa un desacople en la participación en el financiamiento a través del mercado de capitales del sector agropecuario, beneficiado por los buenos resultados de la cosecha, y del sector energético, que continúa con la tendencia alcista en la demanda de créditos para insumos destinados a la producción de no convencionales y de nuevas energías, a partir de la aplicación de la Ley de Promoción de Energías Renovables Nro. 27.191.

El segmento bancario, por otra parte, cobra de tasa en promedio 15 puntos por arriba del mercado de capitales, y aunque el Ministerio de Producción relanzó recientemente una línea exclusiva con tasas subsidiadas, por la matriz de riesgo de las entidades financieras, se distribuyen de forma atomizada y no logran satisfacer —bajo ningún punto— la demanda de crédito PYME, motivo por el cual, el financiamiento a través del mercado sigue siendo más conveniente.

Por este motivo, la cantidad de empresas que se acercan al mercado de capitales es cada vez más importante. Sin embargo, para aprovechar al máximo esta alternativa de financiamiento será clave qué Sociedad de Bolsa (AlyC) las PYMEs eligen para descontar los Cheques de Pago Diferido (CDP) o emitir una Obligación Negociable (ON). Sucede que, en muchos casos, la buena relación de las AlyC —como partícipes del circuito de crédito a través del mercado— con las SGRs, otorga facilidades administrativas-burocráticas para el acceso y/o el aumento de las líneas de crédito.

No quedan dudas que las PYMEs, con la cadena de pagos totalmente estresada y los costos en aumento, se están llevando la peor parte de la recesión económica. Los empresarios enfrentan un enorme desafío de gestión financiera, sobre todo, mientras no crezcan sus ventas.