Ponte, presidente del Rofex: “Queremos generar mayor liquidez en el agro”

Andrés Ponte, presidente del Rofex, el mercado de opciones y futuros de Rosario, habló con BANK MAGAZINE sobre el cambio radical que implicó la integración con el Matba, la suma que hizo de inversores, el trabajo en desarrollar innovadores Fondos Comunes de Inversión (FCI) vinculados a  commodities y la facilitación de recursos para el desarrollo de la Factura de Crédito Electrónica.

Por Mariano Jaimovich

-¿Qué perspectivas tiene para este año?

-Para Rofex, en realidad Matba/Rofex, es un año bisagra en nuestra historia ya que la integración impactará favorablemente para los accionistas, clientes, inversores, regulador e integralmente en  el mercado de capitales argentino. Días atrás tuvimos la primera jornada de coordinación del  nuevo directorio con los gerentes y responsables. La motivación y compromiso del equipo marcan que, sin duda, estamos en una etapa sumamente auspiciosa, preparados para seguir creciendo en nuestros negocios tradicionales, pero también explorando nuevos nichos aún no desarrollados en el país. 

-En este sentido, ¿qué objetivos se propusieron a cumplir? -Uno de los objetivos que nos fijamos desde la interconexión de las plataformas de ambos mercados, y donde comenzábamos a otear lo que podía suceder, era que ambos mercados no vieran pospuesto su desarrollo como consecuencia del esfuerzo que llevaría integrarnos. 

“Deseamos facilitar el acceso al mercado, integrar sistemas, automatizar procesos y fortalecer el mercado de capitales”

-¿Pudieron llevarlo a cabo?
-Sí, por suerte pudimos cumplirlo, creo con creces. Tuvimos un año récord en volumen negociado, pero más allá de esto, donde puede pesar alguna coyuntura especial de volatilidad, sumamos productos, profundizamos el foco tecnológico, crecimos en servicios, encaramos nuevos proyectos y logramos incrementar sustancialmente el valor de las compañías, lo cual consolida las decisiones tomadas.
No podemos dejar de resaltar la confianza que significó para nosotros, sumar inversores internacionales (básicamente de origen holandés), bajo una coyuntura que no es la ideal. Es algo estratégico para nosotros y además de gran valor para el mercado de capitales local.

-¿Cuáles son sus planes de crecimiento y consolidación en este 2019? -Lo primero es ordenar la nueva estructura, y ya casi lo tenemos resuelto. Avanzamos con una naturalidad destacable. En paralelo, impulsamos y tratamos de dinamizar el mercado de Fondos Comunes de Inversión. Estamos trabajando colaborativamente con diversas plataformas para facilitar el desarrollo de la Factura de Crédito Electrónica. Asimismo, queremos generar mayor liquidez en los productos agrícolas, y allí tenemos varios proyectos, redoblando esfuerzos para estar lo más cerca posible del sector. También seguimos impulsando el ecosistema emprendedor desde nuestras inversiones en VC tanto en  Primary Ventures como con la participación que tenemos en Cygnus Drapper. 

-¿Qué otras novedades se destacarán en el corriente año? -Deseamos facilitar el acceso al mercado, integrar sistemas, automatizar procesos y fortalecer la “cañería” del mercado de capitales, una de las tareas más importantes en la que nos enfocamos día a día. Los mercados ayudan al crecimiento y desarrollo. Por eso, simplificar la operatoria es la responsabilidad más alta que tenemos. En esta línea, y por citar un ejemplo, participamos como accionistas minoritarios de la creación de B-Trader, una empresa que se enfoca en el onboarding digital y trading mobile, ayudando a los agentes a crecer en cuentas. Esperamos ver nacer los primeros FCI de commodities. 

-El mercado es cada vez más competitivo, ¿en qué aspectos están haciendo foco para diferenciarse del resto del sector? -En realidad, más que diferenciarnos, buscamos tener un camino claro, previsible, sustentable y trabajar en forma abierta. La tecnología, profesionalismo y compromiso son nuestro faro. 

-¿Qué análisis realiza del momento actual del país? -Los años electorales son un desafío extra para las empresas. Lo importante es mantenernos enfocados en hacer bien lo nuestro. Como dije antes, los mercados son responsables directos del crecimiento y desarrollo de un país. Por eso es vital que ayudemos  a consolidar instrumentos y operatorias que trasciendan a cualquier gobierno. Es decir, agrandar la torta y profundizar la inclusión financiera. Si somos eficientes en eso, estaremos poniendo la cuota que nos corresponde para que cada vez hablemos menos de elecciones y más de crecimiento.

-¿Cuáles son los cambios que están observando por el lado de los inversores en el último tiempo por la volatilidad cambiaria? -El volumen mantiene el aumento que proyectábamos. Está en los parámetros lógicos de una herramienta que es sumamente útil para despejar los riesgos derivados de exportar e importar, o de invertir o tomar deuda en distintas monedas. Es una cobertura común a nivel global y que por suerte cada día se extiende más en Argentina.

-¿Cómo se adaptan al año electoral y a la crisis económica? -En parte contesté este punto antes. Estar enfocados es clave. Pero tampoco debemos asustarnos. En las crisis hay que tener prudencia pero también afrontarlas con decisión. 

-¿Cómo ven las tasas de interés y la liquidez del sistema? -Nuestro rol como mercado es dar el marco para que todos los actores -económicos expresen su “opinión” mediante operaciones concretas. No hay mejor “opinión” sobre un producto o variable económica que los precios surgidos por el libre juego de la oferta y demanda, y nuestra especialidad es dar el marco para que se realicen transacciones seguras y transparentes.

-¿Qué alternativas de inversión están en auge en la actualidad? -Si nos enfocamos en la estructura y profundidad de nuestro mercado, creo que lo más importante no es ver que está en auge esta semana o este mes, sino tratar de ver las tendencias de mediano y largo plazo.

En ese sentido, vemos que los Fondos Comunes de Inversión (FCI) son el instrumento que puede permitir un cambio en la forma de invertir de todos los argentinos, y que además de comprar dólares, o hacer depósitos a plazo fijo, inviertan en el mercado de capitales. Por eso invertimos en facilitar la distribución masiva de estos instrumentos.

El dinero que llega a los FCI luego derrama a todo el mercado de capitales, bonos, acciones, instrumentos pymes, entre otros. En el mismo sentido, la financiación de corto plazo, la financiación de las pymes, creemos que puede ser ampliada y potenciada mediante el mercado de capitales. Por eso, estamos dispuestos a ayudar al desarrollo de esos instrumentos desde el aporte de tecnología o la provisión de servicios de Clearing.

-¿Qué cambios tecnológicos estarán haciendo este año? -Dado que prevemos un aumento en el uso de algoritmos por parte de los participantes del mercado, encaramos un proyecto de actualización de la plataforma de negociación para incrementar el volumen de órdenes soportadas y, a su vez, bajar la latencia (tiempo que lleva procesar y calzar una orden) para superar la barrera del milisegundo.

Lo más novedoso de este trabajo es que lo estamos ejecutando en formato open source apuntando a lograr una transparencia total de cómo funciona nuestra plataforma y, también, impulsando el crecimiento de nuestra comunidad de desarrolladores a partir de la apertura a la colaboración para construir entre todos la nueva plataforma de negociación. 

Otro proyecto importante que verá la luz en el segundo semestre de este año es el nuevo sistema de riesgo de Argentina Clearing. Con rediseño completo de la arquitectura interna, hemos logrado la capacidad de medir, en tiempo real, el riesgo de la cartera de cada participante del mercado, con la información que estará también disponible en nuestras APIs para consumo desde cualquier plataforma de terceros. Ambos cambios vuelven a poner a Rofex en el estado del arte de la tecnología utilizada a nivel mundial para mercado de capitales, con el orgullo de diseñarlo y desarrollarlo con talento local.

-¿Qué relación tienen con los otros mercados argentinos y cómo piensan trabajar en conjunto? -Siempre fuimos muy proactivos en la relación con otros mercados. En especial a partir de la ley 26.831 que nos obligaba a interconectarnos. Logramos este objetivo con BYMA/MAE/MAV y finalmente con Matba, donde le dimos una vuelta más, logrando llegar a una fusión. El mercado de capitales argentino es extremadamente chico y queremos romper con eso, intentando desarrollar especialmente los espacios desaprovechados.

Por ejemplo, el futuro sobre el índice Merval que teníamos en base al acuerdo con BYMA. Era un win win. Hoy desarrollamos otros productos junto a nuestros colegas y analizamos nuevos. Pero no sólo esto, somos activos participantes en la FIAB y la AFM. Queremos ser una referencia regional y para ello es vital tener una mirada amplia, profunda y constructiva.-