First Capital reveló que el 66% de las provincias cerraron 2016 con déficit fiscal

(El Cronista) – Dos de cada tres provincias argentinas cerraron 2016 con déficit fiscal en tanto el endeudamiento consolidado trepó el 56% en términos nominales, superando al 40% de incremento de la recaudación en el mismo período.
Así lo informó la consultora First Capital Group (FCG), en un informe en el que destacó que “Santa Cruz, Chubut y Jujuy son las provincias con mayor déficit fiscal” y que “Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires ocupan el podio en deuda pública”.

“Por sexto año consecutivo, las provincias argentinas volvieron a mostrar un desequilibrio en sus cuentas”, señaló FCG, aunque advirtió que “en 2016, el déficit de la Administración Pública no Financiera provincial ascendió a 67.506 millones de pesos, equivalente a 0,84 % del PBI, indicando una disminución comparado con el  0,91%que representaba en el año 2015”.

Al analizar el resultado primario (sin tener en cuenta el pago de servicios de la deuda), la consultora subrayó que en la mayoría hay déficit, “es decir que, los gastos sin considerar los intereses, superan los ingresos totales”.

“El mayor deterioro de las cuentas fiscales se observa en las provincias de Santa Cruz, Jujuy y Chubut; mientras que San Juan, Santiago del Estero y San Luis lideran las superavitarias”, detalló al respecto.

En cuanto al endeudamiento, en términos relativos, Chubut, Mendoza, Buenos Aires, Jujuy, CABA y Salta ostentan un ratio sobre recursos corrientes por encima del 30%, mientras que San Luis, Santa Fe, La Pampa y Santiago del Estero son las que exhiben indicadores por debajo del 10%.
FCG precisó que hasta 2009 “se observan resultados decrecientes que fueron revertidos en el año 2010, luego un resultado negativo en 2011 que marcó un pico y a partir de allí, se inició una etapa de reducción paulatina del déficit, arrojando el año 2014 un 0,1% del Producto Bruto Interno”.
No obstante, en 2015 “el desequilibrio provincial reapareció fuertemente llegando al nivel máximo de casi un punto del producto”. En ese sentido, en base a datos del Ministerio de Hacienda, la consultora indicó que “en el 2016, el resultado financiero (deficitario) aumentó 26,13%, representando una disminución de 0,07% si se lo mide con el PBI y 0,54% comparado con los ingresos corrientes provinciales, mostrando un cambio de tendencia”.
En cuanto al endeudamiento, si bien FCG lo supone en “niveles razonables”, ponderó su “sistemático descenso” que pasó de representar “105% de los recursos corrientes en 2005 a un 28% de los ingresos fiscales en 2015 y del mismo modo una reducción de más de 8 puntos sobre el PBI”.
“Sin embargo, en 2016 se incrementó la deuda pública en términos reales (+56 por ciento nominal) mientras que la recaudación provincial creció 40%, es decir, al ritmo de la inflación”, señaló.