Wall Street ejercerá presión sobre Argentina

Por Germán Fermo

Argentina no será capaz de rollear los vencimientos de deuda de forma estable y ordenada, por lo tanto, el colapso rápido del riesgo país es imprescindible. Wall Street ejercerá presión sobre Argentina en términos de las reformas estructurales requeridas para que el riesgo soberano baje y ponga a Argentina en una senda de crecimiento estable y poder de esta manera honrar sus compromisos financieros. 

Es posible imaginar un segundo mandato de Macri con muchos menos grados de libertad y se instará a implementar reformas económicas de suma importancia. Sobre una base macroeconómica, los desafíos para 2020 son tan graves como en 2018.

Sin embargo, desde junio de 2018, y con la asistencia del FMI Argentina ha logrado importantes resultados en el frente fiscal. De un déficit fiscal de 7.5% del PIB en 2015, actualmente se encuentra en 3.2% del PIB los que significa un progreso muy significativo.  Disciplina fiscal debería ser el concepto principal sobre el cual Argentina debería construir su estrategia macroeconómica para el período 2020/2023.

Mirando hacia el futuro, los desafíos serán muchos y muy duros.

En primer lugar, seguir con el ajuste de las cuentas públicas, en segundo lugar, bajar la elevada inflación que en 2019 será de aproximadamente 40%, en tercer lugar, lograr bajar la tasa de desempleo del 10% creando empleo genuino. Cuarto, el PBI cerrará 2019 a una tasa negativa anual del 1% por lo que será fundamental volver a la senda del crecimiento. Quinto, el stock de Leliqs ronda los USD 26.000 millones lo que significa aproximadamente 5% del PBI, lo que siempre representa una fuente de preocupación. 

Por lo tanto, Argentina debería implementar una variedad múltiple de reformas basadas en tres frentes: a) fiscal, b) laboral y c) previsional.

Si el presidente Macri es lo suficientemente fuerte en su segundo mandato para llevar a cabo todas estas reformas, Wall Street será capaz de hacer colapsar el riesgo soberano de Argentina a niveles normales.  Este escenario será alcanzable siempre y cuando el presidente Macri no cometa en su segundo mandato los mismos errores del pasado.