Efecto sequía: la recaudación también perdió impulso

“La sequía nos está llegando”, admitió el jefe de la AFIP. 

La recaudación impositiva de julio subió 23,8%, 5,7 puntos por debajo de la inflación acumulada en 12 meses, que fue del 29,5%. Fueron en total $293.894 millones. Se trata de la primera merma de ingresos fiscales en términos reales desde el año pasado.

El principal causante de esta retracción fue el derrumbe de los ingresos por derechos de exportación (retenciones), reflejo directo de las menores exportaciones del complejo sojero. Es que por culpa de la sequía, la cosecha entregó 8.000 millones de dólares menos, consigna Clarín en su edición de hoy.

“El IVA sigue mostrando muy buen desempeño respecto de los últimos doce meses”, destacó el jefe de la AFIP. En el detalle de la recaudación se precisó que el IVA anotó 91.454 millones de pesos, con un alza del 42,4 por ciento. El IVA DGI, relacionado al consumo interno, trepó 32,9 por ciento. Y el IVA DGA, ligado al comercio exterior, el 68,2. En parte esta suba se explicó por el avance de los precios, los cuales a principios de año subían al 22 por ciento y ahora lo hacen casi al 30 por ciento interanual. En contraste, la cantidad de productos vendidos se redujo respecto del año pasado.