Cierre Mercado 26-03-20

Mercados Internacionales

El histórico número de reclamos por desempleo en USA, frente a empresas que se vieron obligadas a cerrar como parte de los esfuerzos para frenar la propagación del coronavirus, no evitó que los mercados finalicen este jueves al alza. El dato es realmente preocupante, pero ya era en gran parte descontado por el mercado, que en las últimas tres ruedas se movió más en función de la expectativa ante el paquete de emergencia que se espera sea aprobado antes del fin de semana.

Según mostraron los números oficiales, los pedidos de subsidios por desempleo alcanzaron durante la semana del 21 de marzo la impresionante cifra de 3.283.000. Se trata de un nivel record, superando el pico alcanzado durante la Gran Recesión de 695.000 en marzo del 2009, e incluso mayor al número histórico registrado en 1982 donde las peticiones sumaron un total de 700.000. En la semana anterior, y para tener como referencia, las peticiones iniciales de desempleo habían sido de 282.000. Ahora bien, por más que la cifra se ubicó por debajo de algunas de las estimaciones más extremas –como los 4 millones esperados por el Citi-, los 3.28 millones superan ampliamente la media que pronosticaba 1.6 millones.

El dato muestra sin dudas la gravedad de la contracción en la actividad, y a la velocidad con la que van apareciendo los primeros efectos económicos del virus frente a las restricciones aplicadas por los países. Lo que, como veníamos mencionando,  sirve de argumento para Trump en su lucha por retomar la actividad lo antes posible. Es más, los números publicados incluyeron a todo el territorio, ya que los subsidios aumentaron en los cincuenta estados del país. Característica que se da más ante un derrumbe de la economía que a un deterioro gradual hacia una recesión.

Ahora bien, el mercado apuesta al importante paquete de estímulos que se estima alcanzaría los USD 2.000 millones, y que ya fue aprobado por unanimidad en el Senado. Recordemos que el proyecto de ley ahora se dirige a la Cámara Baja, que presionará para aprobarlo el viernes por la mañana. A lo que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, aseguró que será aprobado “con un fuerte apoyo bipartidista”.

Si bien es cierto que todavía tienen mucho terreno que recuperar antes de volver a niveles récord, las acciones alcanzaron sus máximos del día tras dichos comentarios. Donde también ayudaron las declaraciones de Powell, quien aseguró que la FED aún tiene margen para actuar “agresivamente” impulsando el crédito, además de la flexibilización de su política sin precedentes anunciada el lunes pasado. En este marco, el Dow Jones aumentó 6.4% tras acumular su tercer rueda consecutiva al alza –por primera vez en el mes-, seguido del S&P500 y el Nasdaq que sumaron 6.2% y 5.6%, respectivamente. De todas formas, los índices todavía se ubican cerca del 20/25% debajo de sus máximos, y dado que los indicadores macro muy probablemente empeoren en el segundo trimestre no se descartan todavía importantes movimientos ni mayor volatilidad.

En Europa, los líderes de la UE continúan discutiendo posibles medidas que prometen reducir el impacto del virus y ante la búsqueda de una respuesta coordinada de los países teniendo en cuenta los casos críticos de España e Italia. Al mismo tiempo que, el BOE decidió hoy mantener su tasa de referencia pero no se descartó nuevas compras de activos en el caso de ser necesario. En este contexto, las subas entre las principales plazas europeas fueron lideradas por el CAC40 francés en 2.5%, y seguido por el FTSE100 ingles en 2.2%. Mientras que, tanto el DAX alemán como el IBEX35 español sumaron 1.3% cada uno y el MIB italiano un 0.7%.

Con respecto al mercado de bonos, la tasa norteamericana a diez años apenas se movió 2pbs para cerrar en 0.84%. Mientras que en Europa, los movimientos fueron más bruscos. Acá, los bonos italianos sufrieron bajas de 33 pbs a 1.2%, seguido de los bonos españoles (0.58%) y los bonos alemanes (-0.37%) de 27 pbs y 10 pbs, respectivamente. Los británicos, en cambio, apenas cayeron 4 pbs para finalizar en 0.40%.

En cuanto a las principales monedas, el DXY –Index- sigue contrayéndose esta vez en 1.7% para ubicarse por debajo de los 100 puntos. Lo que, a su vez, permitió la apreciación de la Libra y el Euro en 2.8% y 1.6%, en igual orden.

Mercado local

Alcanzar un acuerdo con los acreedores, al menos en el corto plazo, se hace cada vez más difícil en un contexto de alta incertidumbre global y un panorama no menos prometedor en lo local. Cualquier posible estrategia de política económica de la actual administración se vio subordinada a atajar las complicaciones que trajo el virus, y el receso que se vio obligada a tomar la economía argentina para reducir o al menos controlar el ritmo de contagio. Con el gobierno analizando extender aún más la cuarentena, es casi imposible evitar un importante retroceso en la actividad que ya viene siendo golpeada desde comienzos del 2018. Por el momento, nuevas medidas van llegando con el objetivo de al menos evitar que los efectos de la pandemia se vuelvan permanentes, y buscando mejores condiciones para no caer en una crisis social. 

Este escenario complica sin dudas las negociaciones de la deuda, donde un resultado exitoso se presenta cada vez más lejano. Y la falta de avances, ya fuera del cronograma inicial, mantienen a al Riesgo País por arriba de los 4.000 puntos –hoy en 4.100 puntos-, permaneciendo en niveles que no se registraban desde el 2005. Si miramos la curva soberana en dólares, los números hoy fueron en su mayoría positivos, reflejando subas de entre 3% y 4%, por primera vez en varias ruedas. Aun así, los precios cercanos a USD 25  y USD 28, y con paridades incluso menores a los niveles post PASO descuentan un escenario más que complicado. Con respecto a las paridades, siguen en zona de mínimos –esta vez dentro de un rango de 25% y 29%-, muy por debajo de la zona de 40% y 42% de septiembre del año pasado. Mientras que, con respecto al diferencial por legislación, este se mantiene a favor de la Ley New York posicionándose cerca de los  200 puntos.

Los precios de los bonos en pesos siguieron la misma tendencia, con subas que alcanzaron un promedio de 2%  a lo largo de toda la curva. Y con el foco en el resultado de la nueva licitación que llevó adelante el gobierno este jueves.

En cuanto a las principales acciones, y esta vez sin seguir la tendencia global, el S&P Merval retrocedió cerca del 3% hacia los 25.500 puntos. El índice que continua operando dentro de un marco de altísima volatilidad dio vuelta la suba inicial que había alcanzado hasta un 5%, y después del +10% con el que cerró el miércoles. Así, las dificultades locales que se suman a las preocupaciones de recesión a lo largo de todo el mundo pesaron sobre los precios de las acciones que cayeron entre un 8% y 2%.

De hecho, si nos centramos en las acciones líderes, las bajas fueron encabezadas por CEPU (-6.6%), TGSU2 (-6.5%), YPF (-6.1%), TGNO4 (-5.7%) y TECO2 (-5.6%). Mientras que las únicas subas relevantes fueron para  ALUA, TXAR y CVH en 3.5%, 2.3% y 1.7%, respectivamente.

Ya dentro del mercado de cambios, el mayorista sigue subiendo después de una rueda donde se operaron cerca de USD 251 millones (volumen similar al promedio diario de las ultimas semanas). Con la constante intervención del Central, en donde se estimaron compras de divisas cercanas a los USD 100 millones, el dólar cerró en $64.30 sumando algo menos de veinticinco centavos en el día. En el segmento minorista, el billete finalizó en $ 66.15 tras aumentar casi treinta centavos con respecto al cierre de ayer.

Mientras que, tanto el CCL y el MEP volvieron a reflejar la tendencia contraria con bajas del 4% para ubicarse en $84.4 y $83.2 -incluso por debajo de la cotización del solidario que se ubica hoy en $85.97-. De esta manera, las brechas alcanzaron niveles de entre 31.3% y 29.5%, alejándose del 44% y 40% registrados a fines de febrero y comienzos del actual mes.

Por último, y en el frente de datos económicos, el INDEC publico las cifras de desempleo correspondiente al último trimestre del año pasado. Según indicaron los números oficiales, en el cuarto trimestre del 2019, la tasa de desocupación bajó 0,2 puntos porcentuales con respecto al mismo periodo del 2018 y cerró el año en 8.9%. Sin embargo, el trabajo precario ganó terreno en el empleo total.

Fuente: PPI