Alivio: Merval subió 6,9% y ADR treparon hasta 19% en Wall St

Una mayor calma en el mercado cambiario se reflejó ayer con mejoras generalizadas en los activos y una importante caída en el riesgo país, aunque la cautela sigue presente entre los inversores. El S&P Merval avanzó 6,9% a 24.665 puntos, niveles similares a los registrados en 2017, tras derrumbarse un 11,9% en la víspera. Las principales subas fueron anotadas por Grupo Supervielle (+19,7%), Grupo Financiero Galicia (+13,7%) y Telecom (+10,2%), mientras que entre las bajas se destacaron Transportadora de Gas del Norte (-1,3%) y Transener (-0,3%).

“El rebote se produjo de la mano principalmente de los ADR de los bancos y las energéticas que exhibieron una fuerte reacción a raíz de las deprimidas valuaciones, aun cuando el ‘efecto MSCI’ por rebalanceos podría llegar a alejar a algunos fondos del exterior”, destacó el economista Gustavo Ber. En Wall Street, las acciones argentinas se dispararon hasta casi 19%. El Banco Supervielle ganó un 18,8%, el Grupo Financiero Galicia, 15,5% y Transportadora de Gas del Norte, 11,1%.

Por su parte, los principales ADRs presentaron una tendencia mixta.

En el segmento de la renta fija, los bonos argentinos mostraron una tendencia positiva donde las mayores subas se registraron en la parte larga de la curva. Dentro de los bonos en dólares, el A020, el AA21 y el AY24 subieron 5.1%, 6.2% y 9.7%. En los más largos, los verdes fueron entre el 1% y el 9% en donde, puntualmente, el DICA avanzó 8.9%. Para los bonos en pesos, la tendencia fue mixta con subas de hasta 9.4% (AA22) y bajas de hasta 7.2% (TJ20). En esta coyuntura, el riesgo país retrocedió hasta alrededor de los 2.300 pts.

En este escenario, las tasas de interés no registraron grandes movimientos. La tasa de Leliq promedio del día avanzó solo 7pbs hasta 85.8% con un aumento de 96 pbs de la mínima hasta 84.98%. El spread de las tasas continúa reduciéndose con una máxima estable en 86%. En términos netos, el BCRA contrajo por segundo día consecutivo ($23.387 millones). Así, como en todo principio de mes, se refleja la liquidez del sistema financiero por los pagos del Banco Nación que deja a los bancos privados en una posición más cómoda. 

En relación a las señales políticas del día, Macri habló ayer por primera vez desde las medias anunciadas el domingo. Fue en la jornada de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) en donde se refirió a la inestabilidad económica y afirmó que los controles de cambios “son medidas que no nos gustan, pero necesarias”.  Sin embargo, el foco se mantiene en el desembolso del FMI para lo cual todavía no hay noticias.

Con información de Ámbito y de Portfolio Personal Inversiones (PPI)