Uruguay: costo de vida y precios de los barrios más elegidos por los argentinos

Uruguay: costo de vida y precios de los barrios más elegidos por los argentinos

Luis Lacalle Pou, presidente electo de Uruguay, anunció que ofrecería incentivos para tentar a 100.000 argentinos a mudarse a ese país. Pero cuál es el costo de vida y cuáles son los barrios más elegidos por los argentinos.

El plan incluye flexibilizar las condiciones para obtener tanto la residencia fiscal como la legal. Los valores de las propiedades en ese país no son tan distintos a los que se pueden encontrar en Buenos Aires.

“Una casa de dos dormitorios en las afueras de Colonia, con un terreno de 500 metros cuadrados, está en el orden de los u$s 90.000. En Montevideo y Punta del Este los precios son un poco más elevados. Un departamento de tres ambientes en esas ciudades ronda los u$s 140.000″, dijo Gustavo Pereira, dueño de la comercializadora Amarras, una compañía que desde hace 20 años trabaja en relocación de argentinos en Uruguay a el Cronista.

Montevideo y Punta del Este son las principales opciones, aunque ya hay comunidades interesantes en Colonia y Maldonado, destacó.

Pereira reveló que después de las PASO notó un creciente interés por mudarse a Uruguay. De unas dos o tres reuniones semanales, pasó a tener de seis a ocho.

“En Montevideo muchos se instalan en Pocitos, que es un equivalente a Palermo o Belgrano. También se buscam casas por Carrasco. En Punta del Este también se ven argentinos en las afueras, como en Punta Ballena y la Barra”, añadió.

No obstante, dijo que hay que tener en cuenta que aunque los precios de los inmuebles pueden ser similares o, incluso, un poco más bajos que en Buenos Aires, el costo de vida es bastante mayor.

Para citar un ejemplo, los servicios públicos no tienen ningún tipo de subsidio, por lo que quien quiera instalarse allí deberá tener en cuenta que debe cuidar el uso de la electricidad y el agua.

“Fácil, vivir en Uruguay cuesta el doble que en la Argentina. Y los salarios no son altos. Por eso, muchos de los que vienen llegan con un perfil emprendedor”, explicó.

En ese marco agregó también que el estilo de vida es más tranquilo e incluye menos salidas a comer afuera o al teatro: “Hacemos más vida familiar. No hay tanto en qué gastar”, finalizó.