El BP21 bonaerense cayó y subió el riesgo país

La intención del Gobierno de la provincia de Buenos Aires de postergar al 1° de mayo el pago de unos u$s 275 millones para los tenedores del bono 2021, que debería abonar el 26 de enero próximo, provocó una caída generalizada para los activos argentinos.

Es que además de la esperable caída que registró el BP21, que cedió 6,6%, la mayoría de los instrumentos de renta fija y de renta variable se vieron arrastrados el martes por esta incertidumbre generada en torno a la capacidad –o incluso la voluntad– de pago de la provincia bonaerense. A pesar de que ensayaron una leve recuperación tras haber comenzado la rueda con caídas más pronunciadas, los bonos en dólares bajo ley extrajera finalizaron con caídas de entre 30 y 60 centavos de dólar en promedio para toda la curva, mientras que los ley local cerraron con bajas promedio en torno a 1,3 dólares, resumió un informe del Grupo SBS.

Para los títulos en pesos, los deterioros fueron de entre 2% y 5% en promedio tanto para el tramo CER como el floater.

El Discount en dólares bajo ley local con vencimiento en 2033 (DICAD), que cedió 6,3%. Mientras que los bonos provinciales, en tanto,sufrieron bajas promedio de entre 0,5% y 2%. Los deterioros anotados por los títulos de renta ja local tuvieron su correlación en una nueva suba del riesgo país. El índice elaborado por el banco JP Morgan creció 26 unidades, hasta los 1854 puntos básicos, y acumula así un crecimiento de 84 unidades desde que comenzó el año.

“No sé si es una estrategia de negociación, un anticipo de lo que está por venir –tanto para la provincia de Buenos Aires como para la Nación–, o si realmente hay una vocación de default. La capacidad de pagarla tienen, pero hay que ver si tienen voluntad”, analizó Diego Martínez Burzaco, economista de Inversor Global.

Alertó que “no es positiva para la Nación la noticia de un incumplimiento de la deuda de la provincia de Buenos Aires en medio de un proceso de reestructuración”. La propuesta del gobierno bonaerense, dada a conocer a través de una solicitada,se suma a los ruidos en torno a la deuda provincial que se vienen sucediendo en los últimos días. Sin embargo, para que la postergación se haga efectiva, dicha propuesta debe contar con al menos el 75% de aprobación entre los tenedores de dicho bono. Es por ello que Martínez Burzaco cree que,sin un mayor incentivo, “parecería que no va a prosperar”. Y al respecto, agregó: “Mi impresión es que llegada la fecha límite, si no hay voluntad de los acreedores,se va a terminar pagando con o sin el auxilio de la Nación”.


También las acciones de las compañías argentinas se vieron contagiadas provocando una nueva desmejora para el S&P Merval. La Bolsa porteña cedió un 0,9%, hasta los 41.633 puntos, tras haber anotado el lunes una baja de 1,69%. Dentro del panel de acciones que componen el referencial de la plaza bursátil local, la mayoría de los papeles finalizó la jornada mostrando variaciones negativas. En ese sentido se destacaron las bajas anotadas por Transportadora de Gas del Sur, Transener y Central Puerto SA, con rojos respectivos de 4,6% y 4% y 3,9%. La nota positiva del día la dieron Aluar y Ternium, con sendos crecimientos de 9,6% y 6%. Los ADR de las compañías argentinas tampoco se salvaron de ser arrastrados por la turbulencia local, y sufrieron retrocesos entre 1% y 3%.

Fuente: Clarín