Tras idas y vueltas, envían al Congreso el proyecto para reperfilar la deuda

El Gobierno nacional giró a última hora de ayer, a la Cámara de Diputados, un proyecto de ley que incorpora el concepto de cláusula de Acción Colectiva a los bonos emitidos bajo legislación argentina, con el fin de allanar en el futuro una negociación por esos títulos, que suman unos 32.000 millones de dólares.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, que había anunciado el envío de una iniciativa vinculada a la deuda hace unos veinte días, ingresó el proyecto a las 20.40 y se esparaba su ingreso a la cámara baja.

El presidente del interbloque Cambiemos en la Cámara de Diputados, el radical Mario Negri, dijo que el proyecto que envía el Gobierno “es la oportunidad histórica que tienen las fuerzas políticas representadas en el Congreso de dar una señal de seriedad y compromiso con el futuro de los argentinos”

“El resultado del debate parlamentario será una ley que necesitará el próximo presidente, sea quien sea quien gane las elecciones. Por eso mismo se precisa de la responsabilidad de todas las fuerzas políticas”, agregó.

Uno de los principales artículos es que incorpora el concepto de Acción Colectiva para los bonos argentinos, para equipararlos con los extranjeros, lo que implica que si hay acuerdo del 66 % de los bonistas el resto debe aceptar la propuesta de reperfilamiento de esos títulos.

La propuesta no incluye una reestructuración de estos títulos bajo ley argentina de mediano y largo plazo, sino que sienta las bases para que posteriormente el Ejecutivo convoque a los acreedores y comience a negociar la oferta.

Fuentes gubernamentales y parlamentarias señalaron que “el proyecto habilita al Ejecutivo a entablar una negociación. Da una señal de que la eventual discusión de la deuda se hará en un marco voluntario y de racionalidad”.

En el Ministerio de Hacienda aspiran a poder aprobarlo a la brevedad para poder “encarar una discusión con los acreedores”.

El stock de bonos a “reperfilar” ronda los US$ 32.000 millones. El bono AO20 es el principal objetivo del Tesoro. Es un papel que vence en octubre del año que viene y la emisión es por cerca de US$ 3.000 millones. El Bonar 24 también es un bono que demanda mucho dinero, porque además del cupón semestral de intereses (paga en mayo y noviembre de cada año) también está pagando una cuota de amortización equivalente al 16% del capital.

En Hacienda aseguran que el proyecto está negociado con la oposición, pero omitieron hablar de plazos de aprobación. Aspiran a que sea pronto para poder encarar cuanto antes una discusión con los acreedores. Antes de eso, podría haber sondeos en base a un borrador de propuesta que comenzaron a esbozar los funcionarios del equipo de Hernán Lacunza, pero nada formal. Por otra parte, la Secretaría de Finanzas que conduce Santiago Bausili ya tiene en su poder más de una docena de propuestas enviadas por bancos de inversión internacionales para diseñar una propuesta de reestructuración de la deuda emitida bajo ley extranjera. En este caso, los bonos ya cuentan desde el origen con las CAC’s

Con información de Télam