Cepo: ¿qué pasa con los bonos dólar linked?

Por Gastón Vai

Como es de público conocimiento, luego de la imposición del cepo por parte del Gobierno, aparecieron nuevos negocios arbitrando los tipos de cambio MEP y bancarios. Así, los distintos organismos de control se vieron obligados a implementar mayores controles para limitar la fuga de capitales.

“Los ahorristas que perciban renta de este bono, lo harán a $58,50 (precio de venta del Banco Nación al 17/09/2019) pero se verán forzados a comprar los dólares correspondientes al tipo de cambio MEP que hoy cotiza a $66,70”

Concretamente, las empresas que quieran hacerse de dólares tendrán que concretarlo vía contado con liquidación o MEP a un tipo de cambio entre 14% y 20% más caro respectivamente. Lo mismo ocurre para las personas físicas que quieran comprar más de USD 10.000,00.

Lo cual, non lleva a preguntarnos ¿qué pasa con los bonos dólar linked? Este tipo de bonos pagan un interés denominado en dólares, pero lo hacen en pesos al tipo de cambio corriente al momento de corte de cupón.

Pero. ¿a qué tipo de cambio? 

Esta es la pregunta más importante; tomemos por ejemplo el bono PUO19, emitido por la provincia de Chubut cuyo último vencimiento de capital es el 21 de octubre del corriente año. Según el prospecto de emisión del título, el pago de los intereses y capital se hace de la siguiente manera:

“La moneda de pago de la renta y el capital son Pesos al tipo de cambio disponible el quinto día hábil anterior al pago, que resulte mayor entre: (i) el vendedor “billete” del Banco Nación y, (ii) el EMTA ARS Industry Survey y iii) el informado por el BCRA a través de su comunicación “A” 3.500”.

Esto quiere decir que todos los ahorristas, ya sean fondos comunes de inversión, personas humanas o personas jurídicas, que perciban renta por parte de este bono, lo harán a un tipo de cambio de $58,50 (precio de venta del Banco Nación al 17/09/2019) pero se verán forzados a comprar los dólares correspondientes al tipo de cambio MEP que hoy cotiza a $66,70, generando de esta manera, una pérdida de capital del orden del 14%. Todo esto, sin contar los riesgos de volatilidad durante esos 5 días previos al corte de cupón, que, dada la incertidumbre actual, no es menor.

Es importante mencionar que la velocidad con la que se aplicaron todos estos controles no permitió a sus ideólogos tener en cuenta los desequilibrios que se generarían a partir de los mismos. Tal como está pasando con la compra de dólares para la adquisición de vivienda única, esperemos que el gobierno también se pronuncie sobre este tema y provea una solución que no perjudique a los ahorristas.

*El autor es economista