Por qué Mercado Libre ya es un imperio que asusta a los bancos

En Argentina hay más de 140 empresas de fintech, muchas recientes start-ups, en categorías muy variadas.

Por Fernando Bosch, es especialista en Fintech e investigador de la UTDT

Mercado Libre ya es un imperio -un unicornio, técnicamente- que asusta a los bancos con su fintech Mercado Pago, a la vez que capta cada vez más clientes con sus innumerables beneficios por dejarles nuestro dinero a ellos. Las fintech -empresas de finanzas que operan por internet- ya son una realidad muy pujante en todo el mundo, y se expanden con enorme velocidad. Al punto que Amazon está cabeza a cabeza en valor con Apple, que acaba de lanzar su tarjeta de crédito. Y todo el grupo GAFA (Google, Amazon, Facebook, Apple) ha provocado la semana pasada una investigación del gobierno de Trump, justamente por su poder. Que es tanto como el BAT (Baidu, Alíbabá, Tencent) en China. Son empresas usadas por todos nosotros casi a diario, allí está la clave de su poderío.

En Argentina hay más de 140 empresas de fintech, muchas recientes start-ups, en categorías muy variadas: desde las que se ocupan de Inversiones, como Invertir On Line; las que hacen Pagos y Transferencias, como Ualá; las que otorgan Financiamiento como Agile o Wayni Móvil; las Insurtech, del mundo de los seguros, como 123Seguro; las Fintech B2B que prestan servicios a empresas como Increase; las de Seguridad de la Información, como Vu Security; las Agrotech o Agtech relacionadas con la ganadería y la agricultura como Enbaca (incluso con unos amigos estoy por lanzar una al mercado, HaceTuVaca.com, para invertir en ganadería), sólo por nombrar las principales categorías.

Es algo muy evidente que conviene fomentar el desarrollo de las fintech, ya que no solamente abaratan costos de intermediación financiera, sino que -por lo fácil que es usarlas o participar en ellas- favorecen tremendamente la inclusión financiera, tan importante en un país como el nuestro, con un 50% de economía informal. La gran crisis económica/bancaria 2007/2008 en USA sucedió justamente por no cuidar la solidez de todos los actores del sistema financiero y poner una excesiva confianza en el libre mercado. Es un deber del Estado, también concretamente del BCRA (Carta Orgánica, arts. 2 y 3), el de velar por la estabilidad y solidez del sistema financiero.

Ante la irrupción de las Fintech, las autoridades regulatorias decidieron por ahora no realizar una regulación específica para que surjan y se desarrollen con libertad, como florecillas en primavera, buscando generar un motor que haga bien al país, desde la economía del conocimiento. Sin por ello dejar que cada regulador vele por las empresas a su cargo (BCRA para pagos y préstamos, CNV para inversiones, SSN para las de seguros, etc.).