Nueva Licitación de Letras del Tesoro el 26/03

“Destacamos la licitación de Letras del Tesoro que se realizará el martes de la semana que viene y consideramos una buena oportunidad para un perfil conservador, dado que contará con la posibilidad de elegir entre varias opciones”, anticipa en un informe de Research Portfolio Personal Inversiones, PPI.

Este martes habrá varias alternativas en pesos y en dólares:

1.- Letes en dólares a 210 días (vencimiento 25 de octubre de 2019) con tasa mínima del 4.5% (TNA).

2.- Lecaps en pesos (Reapertura) a 91 días (vencimiento 28 de junio de 2019), con una tasa capitalizable mensual de 3.5%.

4.- Lecer en pesos a 185 días (vencimiento 30 de septiembre de 2019).

Con respecto a los datos más técnicos, habrá tiempo hasta el mediodía del martes 26 de marzo para suscribir estas letras, que se puede hacer a través de nuestra plataforma. En tanto, la suscripción para las Letes en dólares puede ser hecha únicamente en dólares, mientras que las Lecaps y Lecer podrán ser suscriptas en pesos o en dólares. Por último, el monto mínimo de suscripción es de VN 1000.

¿Renovamos las Letes en USD?

Dada la coyuntura actual, está claro que la cautela es fundamental a la hora de armar una cartera de inversión. En este punto, consideramos atractiva esta colocación de Letes en dólares. Al igual que en las últimas colocaciones primarias, la tasa mínima en dólares será del 4.5% anual, lo que entendemos ofrece una ecuación riesgo-rendimiento interesante. Mucho mejor incluso a lo que convalida hoy un plazo fijo tradicional en esta moneda (1.5-1.6%), con la ventaja adicional de su disponibilidad si es necesario.

El stock de Letes en USD hoy se ubica en poco menos de USD 12.500 millones (2.4% del PBI), pero con una liquidez que aún es limitada dentro del mercado secundario. Igual hay que considerar que estas letras ofrecen sólo una exposición de muy corto plazo (el vencimiento más largo, sin considerar la que se va a emitir esta semana, es el 27 de septiembre).

Un dato que ratifica su interés, de hecho, es la tasa de renovación. Fue del orden del 95% promedio en las últimas cuatro licitaciones, y esperamos se mantenga alta esta semana en la que vencen unos USD 763 millones. De hecho, en el plan financiero del Gobierno, la idea es lograr una renovación cercana o por arriba del 46%. No obstante, en el análisis de estos números, debemos enfocarnos sobre un punto clave: el vencimiento. Más explícitamente, todos los vencimientos caen por ahora antes de las elecciones –y dentro del actual Gobierno-, lo que de seguro viene influyendo por el momento en el roll over y su rendimiento. Es muy probable que el Tesoro deba convalidar tasas más altas en las próximas licitaciones, dado que ya caerán después de la primera vuelta de la elección presidencial.

Una visión con respecto a los instrumentos en pesos

“En el plano de los pesos, el inversor tendrá que considerar dos instrumentos. En este escenario, nuestra visión nos inclina hacia la letra ajustable por inflación (Lecer). Más allá de que la tasa real que ofrecen las Lecaps volvió a ganar cierto atractivo –luego de la caída general de enero/febrero-, entendemos que dentro de este clima de volatilidad cambiaria no son para cualquier tipo de inversor y, sin dudas, para una posición limitada de la cartera”, afirma PPI

La curva de Lecaps se encuentra prácticamente aplanada, con tasas de entre 44-46% (TNA) para vencimientos de entre 20 a 500 días. Es decir, un escenario muy diferente al que se observaba tan solo un mes atrás. De hecho, hace un mes la curva permanecía invertida con tasas de 40-42% para los plazos más cortos y de alrededor de 36-38% para las letras del tramo largo. Este instrumento también ganó profundidad del mercado en los últimos meses, con un stock de alrededor $VN 370.000 millones (USD 9000 millones). No obstante, aún es muy limitada en algunos vencimientos, y a diferencia de las Lebacs, vale tener en cuenta que los plazos promedio son más largos.

Por otra parte, creemos positiva la diversificación con otros instrumentos que consideramos una buena opción como son los bonos cortos y letras ajustadas por inflación. De hecho, y para un horizonte de corto plazo, aun donde persevere la ortodoxia económica, los instrumentos ajustados por inflación (CER) serían los que capten la mayor tasa real en pesos. En este punto, el consenso está estimando una inflación en marzo de entre 3-3.5%. Asimismo, más allá de estas Lecer, nos resultan interesantes los bonos CER cortos –Boncer 2020/2021-.

Qué son las Letes

Recordemos que las LETES (Letras del Tesoro de la Nación) son títulos de deuda en dólares de corto plazo. En concreto, es un instrumento a descuento que tiene como emisor al Tesoro Nacional. En estos llamados, se establece el monto a colocar en cada letra, los plazos de vencimiento y las tasas.

No tiene pago de intereses, sino que la rentabilidad surge como producto de la diferencia entre el precio de suscripción (se compra con descuento) y el de rescate.

Qué son las Lecaps y las Lecer

Son Letras del Tesoro en pesos capitalizables a corto plazo. Su pago es total y único al vencimiento, teniendo como característica  que posee un cupón mensual capitalizable hasta su fin.

En la práctica, se entiende será el instrumento que reemplace a las Lebacs del BCRA. No hay aún un cronograma establecido de licitaciones, pero prometen ganar periodicidad y diferentes opciones de plazo en los próximos meses. Esto garantizaría que el mercado secundario vaya también ganando liquidez.

Posee como ventaja un rendimiento varios puntos superiores a lo que ofrece un Plazo Fijo Tradicional, es sencilla a la hora de operar y su riesgo es mínimo.

Asimismo, la Lecer, o Letra del Tesoro ajustable por CER, es a descuento (no paga cupones) y su tasa de interés real (por arriba del CER) se calcula implícitamente por diferencia de precio.