Mercado: la tendencia es la espera de definiciones en el plano de la deuda

Llegamos a la mitad de la semana con caídas a lo largo de toda la curva soberana, y un Riesgo País en niveles de 2.700/2.800 puntos –todavía lejos de los máximos de 4.500 puntos alcanzados este año-. La tendencia se da a la espera de definiciones en el plano de la deuda, a solo dos días de cumplirse el plazo legal para definir si hay acuerdo o no.

Mercado Local

Llegamos a la mitad de la semana con caídas a lo largo de toda la curva soberana, y un Riesgo País en niveles de 2.700/2.800 puntos –todavía lejos de los máximos de 4.500 puntos alcanzados este año-.  La tendencia se da a la espera de definiciones en el plano de la deuda, a solo dos días de cumplirse el plazo legal para definir si hay acuerdo o no. El gobierno ya tiene las nuevas propuestas sobre la mesa, por lo que resta ver hasta dónde están dispuestos a mejorar el canje inicial y bajo qué términos reales se podría negociar un acuerdo. En este sentido, todavía queda mucho por recorrer, y la fecha del 22 de mayo podría no ser el plazo final. Así lo anunció Guzmán este martes, explicando que las negociaciones podrían extenderse aún más a pesar de que de no pagarse los intereses de los bonos globales argentina entraría formalmente en default.

Las condiciones exigidas por los acreedores, como venimos mencionando, tienen que ver con la tasa promedio de intereses, los años de gracia, la quita en el capital y el diseño legal de los nuevos títulos. Puntos que, según reclaman, el gobierno tiene margen para mejorar sin atentar contra la sostenibilidad de la deuda y que a su vez aumentan el valor del canje. En este marco, la atención sigue estando sobre cualquier acercamiento entre las partes. De hecho, este miércoles se habló de que uno de los acreedores con postura más dura  y que rechazó la oferta de reestructuración inicial, podría estar dispuesto a reducir sus exigencias para llegar a un acuerdo.

Mientras tanto, y centrándonos en los movimientos del mercado, las bajas fueron generalizadas. Los bonos en dólares promediaron rojos de entre 1% y 2%, con un Riesgo País que sumaba 20 unidades. Los rojos se acentuaron en el tramo corto de la curva, con el AO20 y el AA21 cediendo cerca del 1.7% y 1.1%, mientras que entre los títulos más largos el AA46 llegó a retroceder cerca del 1.4%. En la parte media de la curva, en cambio, las bajas alcanzaron el 2/3%. En este sentido, los precios se ubican promediando los USD 32/33 por debajo de los USD 36/37 que alcanzamos a ver en el inicio de la semana. Recordemos que en el caso de despejarse un escenario de cesación de pagos, no se descartan precios cercanos a los USD 40/45.

El diferencial de paridades según legislación, en tanto, retrocede a niveles de 200 puntos –lejos de los máximos de la semana pasada de 300 puntos-, con los bonos de legislación extranjera cerca del 32% y los de ley ARG en el límite inferior del 30%. En cuanto al nivel de las paridades, estas se ubicaron en niveles del 32/30% en promedio, cayendo levemente con respecto al promedio de la semana pasada del 33/32%.  

Por otro lado, el CCL apenas subió a $119,51, mientras que el MEP retrocedió casi dos pesos a $112. Tendencia esperada en medio del marco regulatorio en el que operan, pero no debería sorprender nuevas escalas del dólar financiero  frente a la incertidumbre con la que se mueve el mercado y expectativas inflacionarias muy elevadas. Por el momento, la brecha con el dólar oficial se ubica hoy en 68% y 75%, cediendo algunos puntos con respecto a los máximos registrados durante la semana pasada.  

En cuanto al mayorista, el billete mantiene las constantes devaluaciones diarias en donde suma unos 9/10 centavos. En el día de hoy, el dólar cerró en $68 en un mercado donde se operaron unos USD 193 millones de los cuales USD 60 millones fueron ventas del Banco Central. La dinámica de los últimos días se mantiene, con la cotización regulada por el ente monetario y el inevitable goteo de reservas. Las pantallas minoristas, por su parte, reflejaron una leve baja con un dólar que se mantiene por encima de los $70.

En el plano de la renta variable, el S&P Merval aumentó poco más del 1% posicionándose cerca de los 39.700/39.800 puntos. De esta manera, y teniendo en cuenta el CCL, en dólares el índice se encuentra hoy en los 333 puntos. Si miramos las acciones líderes, la tendencia fue mixta con subas de entre 7% y 2% para COME, SUPV, GGAL, BBAR y BMA. Mientras que, del otro lado, se destacaron las caídas de TRASN (-4.9%), HARG (-2.8%), ALUA (-1.6%), PAMP (-1.5%) y CVH (-1.3%).

Para cerrar con lo local, y entre los datos económicos del día, el EMAE sufrió en marzo su peor caída en más de una década producto de la llegada de la pandemia, que implicó un estricto cierre de la economía durante los últimos diez 10 días del mes. Según las cifras publicadas por el INDEC, la actividad económica se derrumbó cerca del 11,5%, la cifra más elevada desde el 13,7% registrado en mayo de 2009. Si descomponemos el índice por rubros, la baja se explicó fundamentalmente por una contracción del 15,5% en la Industria manufacturera y del 46,5% en la construcción. También tuvieron una importante incidencia la caída en el sector comercial (-11.2%) y Transporte y Comunicaciones (-14.8%).

Mercado Internacional

Los principales índices de Wall Street terminaron el día con ganancias generalizadas, a medida que los inversores apuestan a una rápida recuperación económica y al potencial estimulo de medidas que podría llegar en el caso de ser necesario. En este sentido, desde la oficina de presupuesto del Congreso aseguraron que la economía debería repuntar fuertemente en el tercer trimestre después de su profundo colapso debido a la pandemia, pero que no recuperaría por completo su terreno perdido hasta en algún punto del próximo año.

Por otro lado, las minutas de la reunión de política monetaria más reciente de la FED  mostraron el compromiso a actuar de manera apropiada para apoyar la economía hasta que esté en camino de recuperación, en línea con las palabras de Powell durante el comienzo de esta semana. En el documento aseguraron que las recientes medidas fueron “esenciales para ayudar a reducir los riesgos a la baja de las perspectivas económicas”, y se estima que el organismo mantenga por el momento la tasa de referencia en niveles cercanos a cero.

En este contexto, el S&P 500 tocó un máximo de dos meses y estuvo brevemente por encima de su promedio móvil de 100 días, cerrando el día con una suba del 1.7% a los 2.971 puntos. El Nasdaq, en tanto, terminó en su nivel más alto de los últimos tres meses y estuvo a menos del 5% por debajo de los niveles récord, impulsado por el sector tecnológico como Facebook y Amazon que se ubicaron en máximos históricos. El Dow Jones, por su parte, avanzaba 1.5% a los 24.575 puntos. Hacia adelante no se descartan correcciones frente a las renovadas tensiones entre USA y China. De hecho, los principales índices cayeron de sus máximos intradiarios después de que se conociera un proyecto de ley que aumentaría la supervisión de las empresas chinas y que podría prohibir que algunas empresas chinas coticen en bolsas estadounidenses. 

En Europa, la tendencia fue similar. Las subas fueron lideradas por el DAX alemán en 1.3%, y seguido del MIB italiano, el IBEX 35 y el FTSE100 ingles en 1.1% cada uno. Al mismo tiempo, el CAC 40 francés subía algo más del 0.9%.

Con respecto al mercado de bonos, la tasa norteamerciana a diez años retrocedió 2 pbs  a 0.68%. Mientras, entre los títulos europeos, los bonos británicos (0.23%), italianos (1.63%) y alemanes (-0.47%) retrocedieron cerca de 1 pbs cada uno. Los bonos españoles, por su parte, se mantuvieron en niveles de 0.72%.

Entre las principales monedas, la tendencia fue mixta. El dólar vuelve a perder fuerza con el DXY –Index- retrocediendo 0.2% a 99.18. Mientras el Euro subía 0.5% y la Libra cedía 0.1%.

Fuente: PPI