Los subsidios se redujeron un 4% en el primer semestre del año

(El Economista) – La Asociación Argentina de Presupuesto (Asap) informó que las transferencias a las empresas públicas llegaron a $ 116.700 millones, con un leve incremento nominal de 1,4% en el período mientras que los subsidios (las transferencias de carácter corriente) experimentaron una leve caída del 4% hasta totalizar los $ 95.100 millones.

Según Asap,“durante el primer semestre de 2017, las transferencias de carácter económico para el financiamiento de empresas públicas, fondos fiduciarios y el sector privado totalizaron cerca de $ 116.700 millones, arrojando un leve incremento nominal de  1,4% (y de 4,6% en junio)”. Para la asociación, “este comportamiento denota un marcado contraste con el impulso observado durante 2016 (que alcanzó el 35%).
Por su parte,  también evaluó que “las transferencias de carácter corriente (subsidios) que constituyen la porción dominante, con un total de $ 95.100 millones, lo cual representa 4% menos que lo gastado durante igual período de 2016”. Los subsidios estuvieron concentrados mayormente en el sector energético y el transporte.
ASAP sostuvo que “los subsidios al sector energético, que crecieron 53% en 2016 y 14,% en los primeros tres meses de 2017, retrocedieron 19,6% en el segundo trimestre, promediando una baja del orden del 10,4% en seis meses”. Y en términos nominales, se devengó una suma cercana a los $ 53.800 millones ($ 6.200 millones menos que durante el mismo el período de 2016).
“Las asignaciones destinadas a CAMMESA, que financia el suministro eléctrico, sumaron $ 24.500 millones menos que un año atrás ($ 25.000 millones vs. $ 49.500 millones)  respectivamente”, con una caída del 50%”; agregó la entidad.
ASAP también aclaró que con respecto al Plan Gas, “se gastaron casi $ 16.000 millones, que contrastan con los apenas $ 476 millones que devengó el programa para el mismo período del año 2016.
La asociación también aclaró que “se destinaron más de $ 2.700 millones a empresas privadas en el marco del Programa Formulación y Ejecución de Política de Hidrocarburos (contra los $ 288 millones del mismo período de 2016)”.
En tanto, los subsidios destinados a Enarsa totalizaron $ 4.100 millones (con una reducción $ 1.400 millones, y una caída de 26% contra el mismo periodo del año anterior); mientras que $ 2.375 millones fueron  destinados al Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de GLP para Sectores de Bajos Recursos (con un incremento de 5,3%.). Este subsidio está destinado a financiar al Programa Hogares con Garrafa.
Y $ 2.000 millones fueron destinados a Yacimientos Carboníferos de Rio Turbio ($ 440 millones más que en el 2016 y una suba de 27%).
En tanto, según ASAP los “los subsidios al transporte totalizaron cerca de $ 36.800 millones, con un aumento del 18%  ($ 5.700 millones.)” y se ubicaron en el segundo puesto.  Sobre ese monto total, las asignaciones para el  transporte automotor totalizaron los $ 21.100 millones con un crecimiento del 24%, seguidas por las destinadas al transporte ferroviario que sumaron $ 12.600 millones y experimentaron una suba de 16%, mientras las del transporte aerocomercial tuvieron  una caída de 27% hasta totalizar los $ 2.340 millones.
Parte de estos subsidios, se canalizaron  principalmente a través del Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte, que verificó una suba de 34% y totalizó cerca de $ 18.000 millones. Estos subsidios están destinados a brindar las compensaciones a colectivos y micros de media y larga distancia.
Por su parte, según ASAP las asignaciones para el transporte ferroviario, que se canalizan en su mayor parte a través de la empresa Administradora de RRHH Ferroviarios S.E. recibió $ 9.150 millones con un incremento de 27% y el Operador Ferroviario S.E. $1.870 milllones con una baja de 17%. Estos subsidios tienen como objeto atender los gastos en personal de cinco de las siete líneas de ferrocarril. En tanto, la empresa Ferrovías recibió $ 856 millones, (con un incremento de 25%);  Metrovías $435 millones; (suba del 29%), y las concesionarias Belgrano Norte y Urquiza, respectivamente).