Licitación para terminar el viaducto del San Martín

Licitación para terminar el viaducto del San Martín

Se había interrumpido porque una de las contratistas dejó de pagar a los proveedores

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires llamará a final de mes a licitación para terminar la obra del Viaducto San Martín, con una extensión total de 5 kilómetros en los barrios de Palermo, Chacarita y La Paternal, luego de su paralización en septiembre pasado debido a la cesación de pagos de una empresa contratista a sus proveedores.

La primera etapa del viaducto San Martín se inauguró el 10 de julio de 2019 pero quedaron pendiente las estaciones La Paternal y Villa Crespo por un conflicto de pagos. Unas 50 empresas que participaban de las distintas fases del proyecto denunciaron que dejaron de cobrar alrededor de $ 400 millones de la contratista principal Green S.A, que entró en cesación de pagos pese a que Autopistas Urbanas SA (AUSA) realizó todos los desembolsos de acuerdo al avance de obra.

“La rescisión del contrato de Green S.A. obedece estrictamente a que la contratista ha incurrido en falta generalizada de pago a sus proveedores, lo que demostró la falta de asignación de los recursos necesarios para finalizar la obra, siendo que AUSA se encontraba al día con los pagos correspondientes”, explicaron fuentes del gobierno porteño, que rescindió el vínculo el 13 de septiembre pasado.

Las autoridades están analizando la ejecución de las pólizas de cumplimiento de contrato con las aseguradoras e informaron que, previo a la rescisión del contrato, AUSA intimó y multó a Green S.A. por los incumplimientos.

Por este conflicto, no se terminaron las estaciones elevadas de La Paternal y Villa Crespo, que ya deberían estar listas, lo que afectó a los usuarios del tren porque las formaciones no se detienen en esas paradas, y derivó en la queja de vecinos y comerciantes, que piden la conclusión de los trabajos.

“Entre las tareas que faltan están la finalización de las obras de estructuras y arquitectura faltantes para la habilitación para el uso público de las estaciones y los trabajos del viaducto y posterior desmovilización de obra”, explicaron las fuentes del gobierno porteño.

Con el objetivo de concluir la obra, a finales de enero se hará la apertura de sobres de las licitaciones y contrataciones, con plazo de obra que se calculó en 6 meses. “En el pliego se especifica que el contratista que se presente en la licitación debe priorizar a aquellos proveedores que habían sido contratados por Green Rottio SA en el ámbito del contrato original del Viaducto San Martín”, precisaron.

El viaducto elevado del ferrocarril San Martín beneficiará a 600.000 personas entre pasajeros de transporte público y automovilistas ya que la elevación de la traza permitió eliminar interferencias y mejorar las condiciones de seguridad vial, lugares de espera, áreas peatonales y flujos de tránsito, según las autoridades porteñas.

Se reconvirtieron 11 pasos a nivel (avenida Córdoba; avenida Corrientes; avenida Jorge Newbery; Trelles/Warnes; Honduras; Gorriti; J. A. Cabrera; Niceto Vega; Loyola; Ramírez de Velasco y Girardot) y se realizaron 11 aperturas de calles (Castillo, Aguirre, Vera, Villarroel, Iturri, Leiva, Caldas, Concepción Arenal, Montenegro, Santos Dumont y Costa Rica).

Con la eliminación de los pasos a nivel, se calcula que los automovilistas se ahorran entre 15 y 20 minutos por hora que consumía la espera de la barrera baja.

Además, se mejoró la seguridad vial en la zona ya que antes se producían en promedio 6 siniestros y 3 colisiones por año, de acuerdo a datos de la Ciudad.

La obra del viaducto elevado San Martín incluyó la construcción de dos nuevos paradores en el Metrobus Juan B. Justo, a la altura de avenida Córdoba entre las calles Loyola y José A. Cabrera, y se sumaron dos espacios verdes.

Fuente: Página 12