Las bolsas europeas vuelven a caer tras el lunes negro que generó el Coronavirus

Los mercados habían comenzado el día con un rebote luego de las bajas generalizadas que invadieron los mercados del mundo ayer.

Las Bolsas europeas frustraban el rebote inicial después del vendaval bajista registrado ayer. El Ibex español, que el lunes vivió su peor rueda desde junio de 2016, se queda rezagado en Europa debido al freno que ejercen los bancos, debilitados por el debate sobre nuevos estímulos monetarios a causa del Coronavirus. De esta forma, el indicador español toca en sus caídas mínimos del año, sólo cuatro sesiones después de tocar máximos desde 2018.

La tormenta en los mercados persiste, aunque sin llegar a la dimensión de lo vivido en la jornada previa. La magnitud de las caídas sufridas ayer en la renta variable global sumó pérdidas bursátiles próximas a los u$s 1,5 billones, unos 1,38 billones de euros.

El desplome en Asia alcanzó el 3,87% en Corea, en Europa llegó al 5,4% en Italia, y en Wall Street el Dow Jones y el S&P 500 bajaron un 3,5%. En buena parte de los mercados financieros se ha pasado de rozar récords históricos a entrar en pérdidas en el año.

Las firmas de inversión coinciden a la hora de reconocer que hasta que los contagios remitan a escala global es prácticamente imposible aún predecir con exactitud el impacto de la epidemia en la economía. Algunos analistas destacan a su vez que tras el desplome de ayer, los mercados descontaron un impacto mucho más significativo que cuanto a las alertas sobre el Coronavirus se centraban casi exclusivamente en China. En Asia, la jornada se limitó al 0,6% las caídas de la Bolsa de Shanghai. En el Nikkei de Tokio, en cambio, se elevó al 3,34% al sumar las caídas que no registró ayer por el festivo en Japón.

Los inversores de la renta variable europea se mantienen en guardia, y analizan los múltiples efectos colaterales del virus antes de reanudar sus compras. La Bolsa española se queda rezagada en Europa. Las tímidas subas iniciales permitieron recuperar los 9.500 puntos en el Ibex, lejos aún de los 9.886 puntos con los que cerró el pasado viernes.

Con el avance de la rueda, el giro bajista borró incluso los 9.400 puntos. El índice roza así sus mínimos del año, sólo cuatro sesiones después de alcanzar sus máximos desde el verano de 2018.

Los intentos de rebote del Ibex chocan con el freno que activan los bancos. El brote de Coronavirus en Europa podría rebajar las perspectivas de crecimiento, y estos temores económicos avivaron el debate sobre la posibilidad de que los bancos centrales reactiven sus estímulos monetarios.

La posibilidad de un recorte adicional de los tipos del BCE vuelven a escena, y los plazos barajados para un futuro ajuste al alza vuelven a prorrogarse. Con el interés de la deuda en mínimos de cuatro meses, los bancos acaparan por momentos las mayores caídas.

La incertidumbre sobre el impacto del Coronavirus mantiene la presión sobre las empresas más castigadas ayer, y en especial para las vinculadas con el turismo. IAG, Meliá, Aena y Amadeus perdieron entre un 5,3% y un 9,4%, en medio de la sombras que proyecta el brote europeo sobre las perspectivas turísticas. 

El desplome de aayer fue el mayor desde el referéndum sobre el Brexit de junio de 2016.  El Mib italiano, desinflado ayer un 5,4% al convertirse Italia en el epicentro de las alertas sobre el Coronavirus, vuelve a quedarse rezagado, esta vez debido al freno de los bancos. El impacto de la epidemia complica la esperada reactivación de la economía europea, después de un cuarto trimestre de 2019 que, según han confirmado las cifras publicadas hoy, registró un estancamiento del PIB en Alemania. En tasa interanual el crecimiento de la mayor economía de la eurozona se situó en el 0,3%, en línea con lo esperado.

Las empresas más castigadas en el vendaval de ventas de ayer ven frustrados sus intentos iniciales de rebote. En la Bolsa de París, los inversores secundan la recomendación de ‘sobreponderar’ Carrefour, y la cotización del gigante minorista reacciona al alza. Sin abandonar la Bolsa de París, la corrección alcanza a Novacyt, la empresa francesa que superó ayer el 1.000% de revalorización en apenas mes y medio al calor de las alertas por el coronavirus.

En medio de la tormenta desatada ayer en los mercados destacó la firmeza del euro. La divisa comunitaria frenó sus últimas caídas, y se reafirma hoy en los u$s 1,08. El PIB de Alemania (0,0% en el cuarto trimestre de 2019) no ha deparado sorpresas, y ha evitado al menos la contracción. La libra, por su parte, se sitúa en u$s 1,29.

Fuente: Cronista