Las bolsas, en zona de compra tras derrumbarse por el virus

En los últimos cuatro días las caídas fueron fuertes en Europa y EEUU, pero se contuvieron en China, donde el índice Hang Seng corrige un 2% y en el balance de 2020 se deja solamente un 5%.

Sin embargo, las pérdidas anuales se amplían en todos los principales índices mundiales, entre un 2,5% en el caso del Nasdaq hasta el 9,5% que cae el EuroStoxx 50, el 9% del Dax y el Ibex o el 8,5% por del Mib italiano.

El problema que surge no es otro que la dificultad de cuantificar, prever y valorar el verdadero impacto de esta crisis, más allá del pánico vendedor que se ha despertado esta semana entre los inversores.

“Realizar un seguimiento del impacto sobre la actividad china resulta difícil, ya que gran parte de los datos que utilizamos para controlar la actividad, como pueden ser las encuestas de gestores de compras (PMI), se publican con una periocidad mensual y con retraso”, explican desde JP Morgan.

No obstante, desde el banco norteamericano señalan otros indicadores, como el consumo eléctrico, que sí se pueden valorar de forma diaria, “y en el que se está viendo que el repunte que habitualmente hay después de las vacaciones de Año Nuevo, todavía no se ha materializado”, añaden.

Para resumir el impacto, y ponerlo negro sobre blanco, habrá que mirar al PIB. En este sentido hay que tener en cuenta que en 2018 el crecimiento en China representó el 28% del crecimiento global total. Y ahora, las previsiones del consenso para el aumento del PIB chino en el primer trimestre se han recortado del 5,9% al 3,9%. “Sin embargo, los analistas siguen esperando un notable rebote de cara al segundo cuarto del año, del 5,2%”, recuerdan desde JP Morgan.

En este contexto de incertidumbre, las empresas continúan revisando a la baja las estimaciones de beneficios por el impacto de la epidemia. Si el miércoles lo hicieron gigantes de la talla de Danone o Diageo, ayer fue el turno del mayor productor de cerveza del mundo, Anheuser-Busch InBev, el valor más bajista del EuroStoxx 50 desde el lunes, y del banco Standard Chartered.

En Estados Unidos, por otra parte, lideran las caídas en la semana las compañías más relacionadas con el sector de turismo y viajes: Royal Caribbean, Norwegian Cruise Line y American Airlines, que se anotan pérdidas superioresa al 20% (ver gráfico).

Corrección en Wall Street El índice S&P 500 registró un cierre récord de 3.386,15 puntos el pasado 19 de febrero. Con la corrección de ayer jueves, la caída de seis días del índice marca su descalabro más rápido de un 10% desde la caída de dos días registrada el 5 y el 6 de noviembre de 2008, en pleno auge de la crisis financiera mundial, según datos de Dow Jones Market Data.

No obstante, según Bespoke Investments, si el selectivo americano cierra por debajo de los 3.047,53 puntos el jueves, el viernes o el próximo lunes, marcaría el descenso más rápido del 10% desde un máximo histórico en la historia del indicador.

El descalabro del S&P 500 en seis sesiones es el más rápido desde noviembre de 2008

Con información de El Economista, España