La UIA espera para 2021 una recuperación generalizada

La UIA espera para 2021 una recuperación generalizada

La Unión Industrial Argentina (UIA) espera para 2021 “una recuperación generalizada del entramado productivo”.

Este se dará “luego de tres años de fuertes caídas, y a partir de la recuperación que está mostrando la demanda de bienes durables”.

Sin embargo, la UIA condicionó esa recuperación a que no surjan “problemas macro-cambiarios que modifiquen la trayectoria del tipo de cambio oficial”.

“Y afecten el desempeño de la actividad interna y los costos”.

La profundidad de la recuperación “dependerá de la normalización de las regulaciones en el mercado de trabajo”.

“Así como incentivos concretos a la inversión, dado el elevado nivel presión tributaria, el bajo nivel de crédito y tasas elevadas”.

Asimismo, la UIA espera para 2021 “cierta recuperación de las exportaciones industriales, a partir de la mejora del escenario global”.

“Aunque la reciente suba de las alícuotas para los derechos de exportación para gran parte de las exportaciones industriales seguirá repercutiendo en la competitividad externa”.

“En un contexto de excedente de producción a nivel global”, consideró la UIA.

El informe puntualizó que la actividad fabril creció 2,2% en noviembre y 3,7% contra octubre.

Con lo cual “retomó la tendencia positiva de setiembre y se recortó la baja acumulada a -7,3% en los primeros once meses del año”.

Sin embargo, analizó la UIA, el sector todavía se ubica 2,3% por debajo de los niveles de la prepandemia (febrero 2020).

El repunte de la actividad fabril a lo largo de noviembre “correspondió a la expansión de diversos sectores que ya habían mostrado signos de recuperación en meses anteriores”.

Ese fue el caso de los automotores (20,2%) que mostraron un buen desempeño.

Principalmente por el aumento de las ventas de autos nacionales a concesionarios.

Por su parte, el bloque de minerales no metálicos (19%) registró el tercer aumento interanual consecutivo.

Esto fue producto de los mayores despachos de cemento, así como el incremento en los insumos para la construcción por la reactivación de las obras.