La realidad del negocio inmobiliario el cuarentena

A pesar de que la apertura parcial de la actividad en algunas jurisdicciones posibilitó un mínimo repunte, tanto en alquileres como en compraventas, ocho de cada diez inmobiliarias no pudieron cerrar ninguna operación en mayo a raíz de las restricciones impuestas por la pandemia del Covid-19 , según un informe elaborado por la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios ( Camesi ).

El primer dato que surgió de la consulta es que la gran mayoría continúa sin poder concretar ningún tipo de operación, a pesar de que en algunas jurisdicciones se retomó la actividad y en la ciudad de Buenos Aires se autorizaron las visitas presenciales a inmuebles desocupados .

En mayo, el 21% de los consultados pudo concretar alguna operación de alquiler, lo que representa un aumento significativo en términos relativos respecto del mes anterior (9%), pero refleja que la gran mayoría continúa sin registrar operaciones.

Similar panorama se dio en el rubro de compraventas. Apenas el 18% de las inmobiliarias cerró una operación (en abril lo había hecho el 7%).

El trabajo del Observatorio Inmobiliario de la entidad que nuclea a empresas y agentes del sector inmobiliario del todo el país se realizó en base a consultas a representantes del sector con el objetivo de describir el accionar de los operadores durante el mes de mayo y analizar políticas públicas e instrumentos puestos en marcha por los gobiernos, así como las modalidades de trabajo, cumplimientos y desarrollo de las actividades del rubro. Todo esto en el marco de las restricciones impuestas por el combate contra la pandemia del Covid-19.

Del informe elaborado por la entidad se desprende que el 43% de los operadores no pudo cumplir con la totalidad de los servicios de su empresa y el 61%, con la totalidad del pago de sus obligaciones.

Específicamente, el 60% de quienes pagan sueldos no está pudiendo cumplir con el pago total de los haberes a sus empleados. Y el 65% de los que pagan comisiones no pudo hacerlo. Sólo el 35% pudo cumplir en su totalidad con esa obligación.

En cuanto al pago de alquileres por parte de los inquilinos durante el mes pasado, poco más de la mitad (52%) pudo abonar la totalidad de la renta, mientras que el resto realizó pagos parciales.

Se mantiene la modalidad del pago a través de transferencia bancaria, alcanzando en mayo el 40% del total. Así, se registró un incremento de más del 10% en el cumplimiento del pago de alquileres y se sostuvo el nivel de cobro por transferencia, lo que indica que la liberación parcial de la actividad facilitó el cumplimiento de esta obligación a los locatarios con circulación.

Precisamente, la apertura de la actividad en algunas jurisdicciones y la autorización de visitas presenciales a inmuebles desocupados durante el último mes en CABA -que registra en la medición un aval del 97% de los operadores-, impactaron de manera positiva en algunos índices.

Por caso, el pago de servicios e impuestos mejoró un 3% en su cumplimiento respecto del mes anterior. Aumentó también un 4% el pago de comisiones con respecto a abril. Durante mayo, se incrementó un 7% el pago total de tarjetas de crédito de los operadores y en igual número aumentó la participación en servicios publicitarios.

Por otra parte, casi el 60% de los consultados registra un aumento en la oferta de locales comerciales , sobre todo en centros urbanos de gran circulación, lo que denota la profunda crisis que atraviesa la economía.

Para el presidente de Camesi, Alejandro Ginevra, “el rol del Estado en la actividad es imprescindible, en principio, y fundamentalmente, para achicar los márgenes de incertidumbre que no permiten planificar lo mínimo en el plano inmediato”.

En ese sentido, consideró que son “urgentes y necesarias” políticas oficiales que “permitan un estímulo inmediato, obviamente manteniendo el objetivo de priorizar la salud”. “Concretamente se impone una amplia moratoria, el acceso a créditos blandos y una fuerte presencia y apoyo en lo económico, en lo financiero y en lo comercial”, concluyó.

Fuente: La Nación