Gorodisch: Con oficinas se triplica la renta de un departamento

Para quien quiera ladrillos, los inmuebles rinden menos del 3% anual en dólares, pero con u$s 30.000 se puede ser cuotapartista de una oficina y ganar 8% en dólares. Se trata de un fideicomiso destinado a adquirir un proporcional de un piso corporativo.  Al ser alquilado a grandes  compañías, asegura una renta anual del 8% distribuida mensualmente. 

Por Mariano Gorodisch

El piso ya se encuentra en uso y las empresas pagan sus alquileres en dólares. Todos los meses, la empresa inquilina abona el alquiler transfiriendo pesos al tipo de cambio vendedor de Banco Nación por un alquiler que supera los u$s 13.000. Luego, el fideicomiso transfiere a los inversores los pesos correspondientes según el proporcional del piso que hayan adquirido. “Para una inversión de u$s 30.000 se distribuyen casi $ 9000 mensuales al cambio de hoy”, detalla el director Ecocheras, Esteban Súcari.

“El inversor adquiere una parte del piso por lo que es una inversión inmobiliaria que, además de una buena renta, produce una excelente apreciación del capital invertido, ya que hoy cotiza a u$s 3000 el metro, pero hace un año y medio estuvo a u$s 4000 el metro. Por lo tanto, cuando vuelva a esos valores, el inversor tiene la posibilidad de salir con una ganancia del 33%”, recalcó el directivo.

Mientras tanto, el cuotapartista tiene garantizada la renta, más allá de los subes y bajas del valor de la propiedad, ya que los contratos con las multinacionales suelen ser por cinco años. Y para la multi, salir de una oficina donde se invirtió u$s 1 millón es más caro que seguir pagando el alquiler.

Se trata de un mercado que hasta el momento estaba destinado solo a grandes capitales que tenían la posibilidad de adquirir un piso entero “Clase A” de oficinas de más de 600 metros cuadrados. “Con esta modalidad, la oportunidad se abre a los pequeños y medianos inversores”, agregó Súcari.

Cabe destacar que el edificio de oficinas en el que Ecocheras estructuró este modo de inversión es una unidad “Clase A” que alberga a grandes empresas nacionales e internacionales que se encuentra en Parque Patricios, zona en pleno crecimiento por los importantes beneficios impositivos que hacen que muchas de las empresas más importantes del país migren hacia esa zona.

De acuerdo con el último informe proporcionado por CBRE sobre oficinas de Buenos Aires, la mayoría de las superficies tomadas en 2018 (47.969 m²) correspondieron a la “Clase A”.

La tendencia fly to quality dominante en la demanda de oficinas, parecería haber encontrado un freno en las unidades Clase AA debido a la incertidumbre económica y electoral. Esta situación generó una nueva postura en las empresas, que buscan la reducción de costos operativos sacrificando calidad de espacio para ganar liquidez en el corto plazo. La renta en Clase A se extiende de u$s 14,14 hasta u$s 31,06 por metro cuadrado por mes con un promedio de u$s 23,04, según los datos publicados por esa consultora.

En cuanto a la proyección, Colliers Internacional prevé para 2023 la incorporación de 370.240 metros cuadrados de construcción que consolidará el inventario de oficinas en 2.374.697 metros cuadrados.