El IPC de mayo se ubicaría entre 3% y 3,5%, según estimaciones privadas

El Indec difundirá hoy su dato de inflación para abril y se descuenta una desaceleración con respecto al altísimo 4,7% de marzo. Sin embargo, el dato aun será muy elevado.

El mercado incluye en precios la devaluacion del peso y una alta inflación, que si se ubicara por debajo del 4%, se leería como un dato positivo a la vez que menor a lo esperad. Mientras que, por el contrario, si se ubica por encima, el proceso inflacionario mostrará “una tenacidad compleja y los consultores ajustarán hacia arriba sus proyecciones anuales, que hoy ya se ubican en 40% punta a punta” afirma Alejandro Radonjic en el tema de tapa de El Economista, de este miércoles.

“Luego de abril, y un mayo con piso de 3%, la pregunta es si el esquema (inflacionario, y no futbolístico) será 4-3-2-1 o, más bien, un 4-3-3, es decir, una baja que se estanca”, agrega.

El dato que se conocerá hoy desde el Indec, se agrega a las previsiones de las principales variables macroeconómicas del consenso del mercado, que se movieron en forma contraria a los objetivos del Gobierno, según se supo a comienzos de este mes de mayo.

El último relevamiento

El informe que difunde el BCRA muestra los resultados de un relevamiento periódico, sobre los pronósticos macroeconómicos de 51 participantes, entre los cuales se cuentan 32 consultoras y centros de investigación locales, 14 entidades financieras de Argentina y 5 analistas extranjeros.

En el último relevamiento, los participantes subieron las previsiones de inflación para todos los plazos y se acentuó la retracción esperada del PBI, respecto de los números de apenas 30 días atrás.

El cambio más notorio que mostró el reporte difundido por el Central, fue la aceleración en 4 puntos porcentuales de la tasa estimada de inflación a un rango del 40% en la mediana (el número que divide en dos partes todos los pronósticos, por arriba y debajo de ese umbral) y 40,5% en el promedio simple general de los 51 estudios, institutos y de universidades consultados por la autoridad monetaria, tras subir a 4% la expectativa de medición del Indec para el último mes.

Se trata de una desaceleración muy pobre respecto del 47,6% que registró al cierre de 2018, y un notable impulso en comparación con las expectativas de Hacienda de terminar el año en torno a 23 por ciento.

¿Y junio?

“Ahí la gran apuesta seria que este más cerca de 3% que de 4%, y para eso va a ser fundamental mantener la estabilidad cambiaria, ya sin el impacto de precios regulados, más allá de que se espera algo de naftas”, dice Martín Vauthier, Director de Eco Go en El Economista. ¿No podría llegar a ser de 2%? “Es difícil alcanzar tan rápido a ese nivel. La economía está en un régimen de inflación moderada-alta, sobre todo después del salto cambiario de $30 a $40 en agosto del año pasado. Va a llevar un tiempo quebrar esa inercia, suponiendo estabilidad cambiaria y consistencia fiscal y monetaria sostenida” concluye.

Otro dato de hoy

Hoy el BCRA difuncirá su Informe de Estabilidad Financiera (IEF). El estudio tiene como objetivo comunicar la visión del BCRA respecto del estado de situación del sistema financiero, las iniciativas tendientes a su desarrollo y la evaluación de su estabilidad. En el IEF se pone especial atención en la identificación y análisis de eventuales riesgos sistémicos y en explicar qué acciones implementa el BCRA para prevenirlos o mitigarlos.

El IEF es una publicación semestral. Desde 2016, esta publicación es la continuación del Boletín de Estabilidad Financiera (BEF). El último informe se conocerá hoy.

Con información de BCRA, Infobae y El Economista