El FMI se reunió de urgencia para evaluar la crisis argentina

El cronograma oficial de la reunión, que preveía un análisis sobre Guyana, fue desplazado por el análisis del reporte oral informal de la misión de Cardarelli y Werner.

El FMI se reunió de urgencia para evaluar la crisis argentina. Directorio ejecutivo: el cronograma oficial de la reunión, que preveía un análisis sobre Guyana, fue desplazado por el reporte de la misión en Argentina, de Cardarelli y Werner. En la imagen, un encuentro de los referentes en 2018. Foto: FMI

El directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reunió hoy para evaluar la crisis argentina, pero no tomó decisión alguna sobre la reprogramación de deuda ni el desembolso de 5.400 millones de dólares que se espera en el país para hacer frente a la volatilidad cambiaria.

El jefe de la misión del FMI para la Argentina, Roberto Cardarelli, se reunió informalmente con el directorio y brindó un informe sobre la situación económica del país.

El directorio es el órgano que autoriza los desembolsos para los distintos programas, pero como se esperaba no tomó decisiones sobre el reperfilamiento de la deuda ni sobre el giro de 5.400 millones de dólares que esta previsto para septiembre.

El portavoz del Fondo expresó que Cardarelli informó sobre “los desarrollos recientes en la Argentina”.

Según trascendió, en ese encuentro realizado en Washington se analizó la viabilidad de la reformulación de pagos de la deuda, que virtualmente incumple el actual acuerdo stand by, y una posible negociación que podría extenderse con el presidente surgido tras las próximas elecciones.

El vocero del organismo, Gerry Rice, dijo que el FMI analizará la operación de deuda que dispuso el gobierno y calificó a la medida como “pasos importantes para hacer frente a las necesidades de liquidez y para salvaguardar las reservas”.

Luego de las elecciones de las PASO, el organismo habría decidido demorar la revisión formal de la economía que, según se establece en las normas del organismo, debe ser plasmada en un informe que luego es elevado al directorio para su aprobación para poder liberar el desembolso.

Aunque el Gobierno argentino insiste en que viene cumpliendo con las metas fiscales y monetarias, las perspectivas de la economía asoman complicadas y el directorio debe evaluar la nueva situación antes de autorizar cualquier desembolso.

El Gobierno anunció que iniciará una renegociación de la deuda con el organismo y el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza dijo que quizás esto se lleve a cabo en Washington, sin dar fecha precisa.

(NA)