Crecen 93% las colocaciones de Fideicomisos Financieros y Obligaciones Negociables

Durante el mes de abril, las empresas argentinas lograron financiarse por hasta $4.735 millones de pesos gracias a la colocación de Fideicomisos Financieros. Por otro lado, las Obligaciones Negociables (títulos de deuda corporativa) alcanzaron $6.917 millones.

La política monetaria contractiva que lleva a cabo el BCRA, con tasa de Leliq posicionándose en 74% a cierre de abril viene resultando muy desfavorable para el sector productivo argentino.

“La utilización de esta herramienta tanto para cumplir con el target de emisión monetaria cero y luchar incansablemente contra el precio del dólar generó un enfriamiento en la economía que desalienta la actividad, el consumo y la producción”, explicó Augusto Quiñones, analista de Firts Capital Group.

La corrida cambiaria sufrida desde mediados de abril provoco que el BCRA vuelva a subir las tasas, lo que repercutió negativamente en los préstamos otorgados por el sector bancario. El Stock de Préstamos Bancarios cayó 2.500 millones de pesos en el mes de abril, con costos financieros rondando el 100%. “La pérdida de poder adquisitivo de los consumidores significo una fuerte caída de ventas para los distintos rubros, que al no poder conseguir fondos para solventar sus operaciones se vieron forzados a recortar costos lo que continúo retroalimentando la tendencia”, aseguró Quiñones.

En este contexto, el mercado de capitales ha resultado una vía de oxígeno para muchas empresas argentinas. Durante el último mes, los Fideicomisos y las Obligaciones Negociables totalizaron $11.652 millones, representando un canal de financiamiento fundamental para varias compañías. En el caso de los fideicomisos, la tasa de corte promedio fue de 65% para los bonos senior colocándose 3.127 millones en pesos, mientras que se colocaron 36 millones en dólares (1.607 millones de pesos) a 4%.

Las Obligaciones Negociables, por su parte alcanzaron los 6.917 millones de pesos entre emisiones en dólares y pesos, con una tasa promedio de 10,3% para las primeras y Badlar +10,3% para las segundas. El plazo promedio para dichos instrumentos fue de 15 meses.

“El desplome de los préstamos bancarios llegó a su séptimo mes consecutivo, dejando a las claras la estrategia por parte de los bancos de seguir alocando sus fondos a Leliq y cobrar tasas siderales por los préstamos mientras pagan cerca de 40% por los depósitos. Al mismo tiempo, instrumentos como Fideicomisos y Obligaciones Negociables han demostrado ser una herramienta fundamental para que las empresas puedan monetizar sus activos. Esto genera no solo que las empresas consigan financiamiento en un contexto muy desfavorable, sino que otorga a los ahorristas una oportunidad de conseguir rendimientos (con garantías) mayores a los que otorgan los bancos”, finalizó Quiñones.