Shell invertirá 13.000 millones de dólares en América Latina, en cinco años

Tres mil millones de dólares serán para el yacimiento Vaca Muerta en nuestro país, mientras que para Brasil, la inyección de capital será de 2,000 millones de dólares por año hasta el 2025.

La petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell anunció inversiones para dos países de América Latina. En Argentina, la petrolera destinará 3,000 millones de dólares durante los próximos cinco años, mientras que en Brasil invertirá 2,000 millones de dólares cada año hasta el 2025, según informó el presidente ejecutivo de la compañía, Ben van Beurden.

Shell reconfirmó una multimillonaria inversión para el desarrollo de tres áreas en Vaca Muerta, en Argentina. Se trata de Coirón Amargo Sur Oeste (CASO), Cruz de Lorena y Sierras Blancas, bloques que la empresa ya había anunciado en diciembre pasado que pasaría de la etapa piloto al desarrollo masivo. Sin embargo, entonces no anunció el monto de la apuesta.

Para Brasil, Shell no se enfocará exclusivamente en proyectos de extracción de petróleo, de acuerdo al reporte. La compañía está interesada en explorar oportunidades en las áreas de gas natural, biocombustibles y energía solar. Las refinerías no son parte de la estrategia por ahora.

Los planes de inversión de la petrolera podrían aumentarse para permitirle participar en el mercado brasileño en licitaciones de proyectos de crudo y gas, reportó el diario Valor Económico en una entrevista publicada este jueves.

Lo nuevo para Argentina es que finalmente se conoció la cifra de la inversión, algo que no estaba claro hasta el momento. Serán más de 3,000 millones de dólares en los próximos cinco años.

Ben Van Beurden se encuentra desde la noche del miércoles en Buenos Aires, y se reunirá con el presidente Mauricio Macri para anunciarle estos proyectos.

Además, mantuvo un encuentro con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y le expresó un voto de confianza en Vaca Muerta.

El plan se extiende hasta el 2025 e incluye la perforación de 304 pozos en 38 locaciones, la construcción de una planta de procesamiento de crudo, 100 kilómetros de caminos internos, 75 kilómetros de oleoductos y gasoductos (que serán construidos con Tenaris), líneas eléctricas, tres reservorios de agua y un acueducto secundario, entre otras acciones.

Shell duplicará su planta de trabajadores en estas áreas, de 1,000 a 2,000 puestos de empleo, y producirá unos 40,000 barriles por día (bpd) de petróleo crudo en el 2021 y cerca de 70,000 bpd en el 2024 o el 2025.  Actualmente, extrae cerca de 12,000 bpd.

Otro destino de la inversión de Shell en América Latina es México. Esta semana, en el marco de la Offshore Technology Conference, Martin Stauble, vicepresidente de Exploración para Norteamérica de Shell, dijo que a fin de año iniciará la perforación de su primer pozo en aguas profundas en México, ganado en las licitaciones de la CNH. La perforación forma parte de un paquete de inversiones por 1,000 millones de dólares para el desarrollo de los nueve bloques que ganaron dentro de la cuarta licitación de la ronda dos en México.

(Con información de El Economista, Mëxico y Reuters)